En Paraíso, genera inquietud nueva refinería

Habitantes del municipio reconocen que hay incertidumbre por los efectos al ambiente ante el plan del próximo gobierno de López Obrador
El municipio está preparado para arrancar el ambicioso proyecto cuya inversión se calcula en 6 mil millones de dólares, afirma el director de Fomento Económico y Turismo de Paraíso. (FOTO: Luma López. EL UNIVERSAL)
20/08/2018
01:56
Leobardo Pérez Marín / Corresponsal
Tabasco
-A +A

Paraíso, Tabasco.- La llegada de una refinería al municipio de Paraíso ha generado entusiasmo, pero también incertidumbre en sus habitantes, pues temen que esta localidad pierda sus manglares, lagunas, playas y el encanto turístico, que es de lo que han vivido en los últimos años ante la crisis petrolera. Incluso, hay quienes advierten de un colapso vial si no se concreta a la par una reestructuración urbana.

Desde su campaña, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador anunció que uno de sus primeros apoyos para los tabasqueños sería la construcción de una refinería en Paraíso, que se sumará a la Zona Económica Especial (ZEE). El pasado 21 de julio, Rocío Nahle García, quien será la titular de la Secretaría de Energía (Sener), no sólo lo confirmó, sino que además visitó por primera vez el puerto de Dos Bocas en busca de los terrenos donde se construirá, lo que levantó el ánimo de empresarios y habitantes de la zona, pero también dudas.

El actual director de Fomento Económico y Turismo de Paraíso, Miguel Chable Córdova, afirma que este municipio está preparado para recibir esta inversión que, de acuerdo a las estimaciones oficiales, será de seis mil millones de dólares, pero reconoce que el miedo de los pobladores es que las lagunas, manglares y playas con las que cuenta esta demarcación se vean afectadas, pues han sido el sustento de miles de familias que se dedican a la pesca y al servicio de restaurantes durante varios años.

mapa_paraiso.jpg

“Las preocupaciones que tienen algunos habitantes sobre la refinería es el medio ambiente. El comentario que se hace más frecuentemente es ¿qué tanto afectará la refinería?, pero también sabemos que viene una derrama económica importante por los empleos que se van a generar”, considera el funcionario municipal.

De acuerdo con Chable Córdova, de la pesca viven alrededor de cuatro mil habitantes y se tiene el registro de 300 restaurantes en toda la zona. La región cuenta con manglares, siete lagunas importantes y una gran extensión de costa con nueve playas públicas y privadas, que en temporada de vacaciones no sólo se convierten en centros turísticos, sino también en fuentes de empleo para los lugareños.

“Nosotros pedimos que la zona de lagunas y manglares se cuide, sobre todo por el lado del Bellote, igual para la Barra de Tupilco. Es lo lógico que esperamos que no se vean afectadas esas zonas, sobre todo la de playas”, señala el director de Fomento Económico.

Entre el gusto y el miedo

José lleva más de 30 años dedicado a la pesca en Paraíso y asegura que los dos mechones petroleros que tiene Pemex en la localidad han afectado a los pescadores, por lo que ahora sólo piden a los impulsores de la refinería respetar su área de trabajo, pues no quieren que “la abundancia” sea de seis años y luego se vayan para dejar un pueblo fantasma.


(FOTO: Luma López. EL UNIVERSAL)

Nosotros sólo queremos que no nos vayan a traer un daño mayor; qué bueno que vienen empleos, pero no queremos que nos abandonen y nos dejen la contaminación nada más”, pide José.
 

Sin embargo, también hay voces como la del empresario restaurantero Gerardo Fernández Alejandro, quien asegura que la llegada de la refinería vendrá a darle un respiro a Paraíso, pues argumenta que en el municipio la crisis petrolera dejó a cientos sin empleo, además de que tuvieron que cerrar dos hoteles, varios negocios y restaurantes en los últimos dos años.

“Nosotros, tuvimos una baja de 40% en las ventas. No llegué a tal grado de despedir personal, pero sí tuve que hacer ajustes serios; tuve que tomar medidas un poco drásticas para tener un control, pero no llegué a tal grado como muchas empresas”, relata a EL UNIVERSAL.

Gerardo es uno de los tantos empresarios de la zona que confían en que a partir de la llegada de Andrés Manuel López Obrador como Presidente de la República se detonará la inversión en el sureste, en Tabasco y en especial en Paraíso.