25 | MAR | 2019
Fotos: CARLOS ZEPEDA

En Nayarit, más de 24 horas de lucha contra el agua 

25/10/2018
04:05
Redacción
-A +A

Tecuala.— Lo peor llegó después de que el viento dejó de correr entre las calles de la cabecera municipal de Tecuala, la demarcación más afectada por el paso del huracán Willa, en el norte de Nayarit; el agua que traía consigo desbordó el río Acaponeta, que pasa a menos de un kilómetro del centro de esta población de poco más de 37 mil habitantes; poco a poco comenzó a inundar las partes bajas hasta irrumpir prácticamente en todas las casas.

María Luisa García López, sus hijas y sus nietas llevan más de 24 horas peleando contra el agua para intentar salvar la mercancía que venden en una miscelánea de la calle México, a un par de cuadras de la presidencia municipal y, cuando mucho, a un kilómetro de distancia del río.

huracan_willa_70965405.jpg
 

“Desde el martes en la tarde estamos aquí, primero fue el viento muy fuerte que casi nos tumba la cortina, tuvimos que abrir la puertita para que pasara y se saliera por atrás”, dice la mujer sentada en una silla a la entrada de su negocio y con los pies metidos en el agua.

Alrededor de las 5:00 de la mañana les llamaron de Acaponeta —en el noreste de Tecuala—, eran familiares que les avisaban que allá el río ya se había salido de cauce.

En menos de 10 horas el agua se apoderó de todo en este punto del estado, cubrió las salidas y convirtió a Tecuala en una especie de isla; los poblados aledaños, como El Filo, Milpas Viejas y Agua Verde quedaron bajo el agua.

huracan_willa_70965423.jpg
 

De ahí, de Agua Verde, es María Luisa Valenzuela Olivas, quien junto con su hija, su yerno y dos nietas tuvo que salir huyendo en la madrugada para que el agua no los alcanzara.

Ahora la mujer está en el albergue instalado en la primaria Constitución de 1857, donde hasta ayer había 350 personas, pero ya han llegado al menos 100 más que no estaban consideradas en el plan de evacuación del gobierno estatal, al menos no hasta entonces y es notorio, ya que hasta las 14:00 horas de ayer a ninguno se le había dado alimento ni se le había asignado un lugar donde dormir.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios