15 | ENE | 2019
"El Abogado Araña": se disfrazó de superhéroe para graduarse en la UACJ
Foto: Facebook

"El Abogado Araña"; se disfrazó de superhéroe para graduarse

28/09/2018
21:58
Ángel Delgado
-A +A
Hiram Yahir Sala cumplió su sueño de graduarse disfrazado como el popular personaje de Marvel; “no soy como los demás, lo dejo en claro con este acto”, declaró el joven juarense graduado de la Licenciatura en Derecho

De un solo tajo, Hiram Yahir Salas, de 21 años, cumplió dos metas en su vida. Culminó la licenciatura en Derecho en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) y lo hizo caracterizado de “el hombre araña”, tal y como lo visualizaba desde pequeño.

Durante la “ceremonia de titulación” que tuvo lugar el jueves pasado, en el Gimnasio Universitario de la UACJ, se rompió la solemnidad del evento. En el recinto irrumpió Hiram caracterizado como el personaje de cómics “Spiderman” para recibir ante el público y el presidium el reconocimiento que lo acredita como miembro de la generación que egresó de la licenciatura.

En medio del alborozo, Hiram “el abogado araña”, se despojó de su toga, para quedar ataviado solo con el birrete, la estola con el distintivo de la UACJ y el traje del popular superhéroe arácnido. Causó sensación, asombro e incluso desconcierto ante el presidium.

Incluso el rector mencionó: “queremos recordarle a todas las personas... Al público en general que esto es una ceremonia protocolaria que requiere toda la seriedad necesaria.”

Hiram Salas comentó a EL UNIVERSAL que desde pequeño tuvo el anhelo de graduarse vestido como el hombre araña y lo cumplió. También tenía el propósito de romper esquemas y derrumbar el estereotipo de que los abogados son gente seria y con mente cuadrada “no soy como los demás, lo dejo en claro con este acto”.

Los cómics de “el hombre araña” dejaron huella en el joven juarense pues lo considera como un héroe fuera de serie, que no deja de ser un humano con problemas y ganas de ayudar a la gente con sus poderes y su intelecto.

“Para mi es importante pues no tiene nada más que su intelecto y la suerte de haber estado en el lugar y momento preciso que le dieron sus poderes. Igual que Peter Parker lo único que necesitamos en esta vida es suerte y trabajo duro”, puntualizó.

Hiram Salas no contaba con los recursos para adquirir su traje; sin embargo, su mamá preocupada por que su hijo cumpliera su sueño, le dio el dinero necesario para adquirir la vestimenta. Ahí no terminó el asunto pues el ahora egresado tuvo que confeccionar algunos elementos de su indumentaria.

Sabía que por las características del evento, las autoridades no le permitirían romper con los protocolos. Sin embargo, decidió aventurarse. “No llegué con el traje puesto; yo sabía que no me iban a dejar, por eso me cambié adentro, en los baños”.

Con la mitad del traje puesto bajo la toga y en espera de pasar al presidium, Hiram pidió ayuda a sus compañeros para que llegado el momento, saliera con todo el disfraz. La mayoría se negó a auxiliarlo a subir los cierres y ajustarse la máscara. Uno de sus compañeros le argumentó ser muy inmaduro.

Agregó que después que un compañero le dijera “nos vas a robar la atención y las cámaras, no sólo es tu graduación”, le sorprendió que otro compañero de curso, al cual conocía de vista, le ayudara a ponerse la máscara, la estola y el birrete.

Ante los hechos, el personal de staff de la UACJ comenzó decirle que no estaba permitido presentarse en el presidium con la vestimenta que traía. “Devuélveme por la toga y quitate ese traje”, le decían, a lo que respondió “no traigo otra ropa; de todas formas, si no me dejas pasar, la gente va a saber que soy yo: van a decir mi nombre”.

Después de lograr sortear al staff, Hiram apareció ante el público, se desató el alborozo y la gritería en apoyo al abogado araña y cuando terminó de saludar al presidium, le tiro besos al público. "Me toman unas fotos y me voy a mi lugar dónde me quité la máscara”, refirió.

abogado-arana.jpg
Foto: Facebook. 

Hiram cumplió su cometido, sin embargo, no pudo mostrar un letrero, que tenía amarrado en un tobillo, en el que escribió un mensaje de agradecimiento para su mamá. La leyenda decía “Para el amor de mi vida, mamá”.

El impacto de la ceremonia de graduación del joven juarense a llegado a las redes sociales aunque no del modo que esperaba pues “me empezaron a llover likes y solicitudes de amistad, incluso ya hasta soy trending topic”.

Hiram Yahir Salas tiene claro que una cosa fue la ceremonia, dónde tenía como propósito romper esquemas, y otra, su carrera profesional a la que “hay que tenerle amor y respeto; “no puedo ir a los juzgados como el hombre araña, tenemos que ser profesionales, portarnos correctos y guardar la compostura”.

No descarta la posibilidad de incursionar en el entretenimiento pues considera que “si me hablaran para un programa claro que lo haría porque se me hace una profesión muy digna”.

agv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios