17 | SEP | 2019
A las 9:45 horas de ayer ocurrió una explosión, cuando una máquina retroexcavadora hizo contacto con uno de los ductos de Pemex, según autoridades. REUTERS

Desata pánico estallido de ducto en Celaya

02/07/2019
00:05
Xóchitl Álvarez / Corresponsal
-A +A
Reportan tres heridos y un desaparecido; el fuego arderá hasta que se consuma el gas

[email protected]

Celaya.— Dos trabajadores y un campesino sufrieron quemaduras, uno de ellos de gravedad, y otro operador se encuentra desaparecido, a causa de la explosión registrada ayer en un ducto de gas propano de Pemex, en la comunidad Los Moralitos, en el sur de esta ciudad.

La línea de combustible fue perforada por una retroexcavadora que limpiaba el río Laja.

El fuego alcanzó a un pastor que cuidaba sus cabras en un predio, además quemó una parcela de alfalfa de un jornalero, quien recibió un golpe de calor cuando cortaba la hierba para alimentar a sus vacas.

Madres de familia corrieron con sus hijos en brazos, quienes estaban en la escuela ubicada a unos 40 metros del punto de la conflagración.

El pánico se apoderó de vecinos de la comunidad El Cuije y de la colonia Rancho Seco, quienes desalojaron sus viviendas por temor a una desgracia, mientras que elementos del Ejército, a través de un altavoz, alertaban sobre el peligro de una explosión en cadena.

Los niños que estaban en el aula del Jardín de Niños Bicentenario 2010 comenzaron a llorar, las madres, espantadas, se apresuraron para recogerlos y alejarse del plantel, mientras que las profesoras las llamaban a tener calma, sin éxito.

Guadalupe Mancera, madre de una alumna de preescolar, señaló que vivieron momentos de terror.

“La gente gritaba, no sabía para dónde moverse. Nos ‘paniqueamos’ todos y salimos como pudimos del salón. Fue un estallido, volteamos y ya estaba ahí la llamarada como de 50 metros. Sentí mucho miedo, pensé que ya se iba a acabar todo ahí; pensé en mi hija, en los demás niños que estaban ahí”, comentó.

La presidenta municipal de Celaya, Elvira Paniagua (PAN), informó que la contingencia ocurrió a las 9:45 horas de este lunes, cuando una máquina retroexcavadora hizo contacto con uno de los ductos de gas de Pemex, lo que propició la explosión y una llamarada de fuego que alcanzó al personal que realizaba labores, así como al pastor.

“Un tercer trabajador se encuentra en calidad de desaparecido”, precisó la alcaldesa.

Los lesionados son atendidos en los hospitales del IMSS y del ISSSTE con quemaduras de segundo grado. “Uno de ellos está grave”, dijo por su parte el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, quien confirmó que se trató de un accidente.

“Todavía estoy temblando”. En su corral de vacas, en la colonia Rancho Seco, José Mario comentó que no podrá reponerse del susto, pues logró salvarse de milagro, al correr sin voltear atrás tras escuchar un estruendo y ver una línea de fuego que corría por el río Laja.

“Sentí harto miedo, todavía estoy temblando, ya hasta me comí un bolillo para lo espantado. Vía de ver qué feo se siente, venía la lumbre por todo el río, arriba del agua,hasta por acá, del puente de fierro pa’ cá. Comenzó a oler mucho a gas, fueron segunditos y ¡pas!”, relató.

Alrededor de las 15:00 horas, José Mario volvió a su parcela y encontró que la alfalfa estaba chamuscada, pero así la recogió, puesto que, comentó, es lo único que tiene para alimentar a sus vacas. “¡Deveritas que se siente bien feo!”, insistió.

Aplican Plan DN-III. En su primer día en Guanajuato, elementos de la Guardia Nacional acordonaron un perímetro de 500 metros a la redonda en la zona del estallido, en apoyo al Ejército, que implementó el Plan DN-III para el resguardo de los habitantes de las comunidades aledañas y trabajadores de la empresa de cosméticos Avon, que se encuentra a un lado del lugar del estallido, así como de la armadora Honda, al otro lado del Libramiento Sur.

Durante el día y la noche continuó el incendio en el cauce del río, rodeado de parcelas con siembra de alfalfa, en la comunidad de Los Moralitos. “Esto va a durar hasta 36 horas, porque el gas tiene que estar fluyendo y tiene que quemarse para que pueda intervenir el personal técnico”, explicó ayer Paniagua.

Precisó que la situación está bajo control porque Pemex ya cerró los ductos, pero el fuego persiste porque se está consumiendo el combustible que quedó en el ducto.

Elementos del Ejército, Guardia Nacional, Marina y Protección Civil mantendrán un circuito de control en la zona del accidente mientras el fuego continúe saliendo del ducto, indicaron el teniente coronel Guariel Medina, de la Décima Sexta Zona Militar y el jefe de Sector de la Doceava Coordinación Territorial de la Guardia, Pablo Arturo Zapata.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios