Denuncian afectaciones por derrame

Pobladores de Tetepango acusan cierre de camino y del canal de Alto Requena

Denuncian afectaciones por derrame
El canal de Alto Requena se mantiene cerrado por el derrame de crudo, por lo que están en riesgo de pérdida 50 mil hectáreas de cultivos. CORTESÍA
Estados 26/11/2019 04:11 Dinorath Mota / Corresponsal Actualizada 04:15
Guardando favorito...

Pachuca, Hgo.— A una semana de que estalló un poliducto de Pemex en la comunidad de Juandho, en el municipio de Tetepango, Hidalgo, la empresa petrolera impide que se abra la carretera que fue cerrada por la emergencia, debido al riesgo de explosión por el derrame de crudo que afectó la zona y el canal de Alto Requena, que se mantiene bloqueado, por lo que están en riesgo de pérdida 50 mil hectáreas de cultivo.

El delegado de esa localidad Pablo Chávez explicó que luego de que estallara el ducto los directivos de Pemex determinaron el cierre de la carretera Juandho-Tlahuelilpan, ya que parte del camino fue afectado con derrame de combustible que permanece en el lugar, lo mismo que en el canal de aguas negras conocido como Alto Requena, con el que se irrigan los terrenos de cultivo y que sirvió como depósito del petróleo derramado.

Lo anterior ha generado una molestia para la población, ya que para salir de esa comunidad hacia lugares como Tlahuelilpan o Tula, tienen que hacer un rodeo por varios poblados de Mixquiahuala. Por eso, un trayecto en el que ocupaban cinco minutos se lleva ahora una hora. El delegado indicó que los pobladores están conscientes del riesgo que existe, pero ya hay desesperación.

El fin de semana, pobladores de Juandho se congregaron en la llamada zona cero, donde exigieron que se abra la carretera.

Durante la reunión, en la que participó el de gerente de transporte de ductos de Pemex, Carlos Mancilla Ortiz, se acordó que la petrolera habilitará un camino alterno de terracería que ya existe, pero que está en malas condiciones.

Ayer comenzaron los trabajos, además de que también ya entraron algunas cuadrillas de trabajadores a realizar limpieza del petróleo crudo.

En cuanto al canal de aguas negras, los campesinos señalan que son alrededor de 50 mil hectáreas de cultivo las que están en riesgo de pérdida, debido a que el afluente se llenó de petróleo crudo y desde el día del siniestro las compuertas fueron cerradas.

Los labriegos señalaron que afortunadamente este afluente llevaba muy poca agua y al cerrarse la compuerta sirvió de depósito, pero este aún no ha sido limpiado por Pemex.

Temas Relacionados
Pemex Hidalgo
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios