26 | MAR | 2019
El candidato de la alianza PRI-PVEM por la gubernatura de Veracruz, Pepe Yunes
José Francisco Yunes Zorrilla, candidato de la alianza PRI-PVEM, afirma que siempre se respiraba política en su casa

Cuna de oro, Pepe Yunes creció entre estirpe priísta

12/06/2018
04:33
Edgar Ávila / Corresponsal
-A +A
José Francisco Yunes asegura que su afiliación al tricolor y al América nunca van a cambiar

[email protected]

Xalapa, Ver.- La fábrica de cal de su padre, pasando por el llano donde jugaba retas de futbol y la escuela en la que sacar cinco de calificación era la peor pesadilla, forman parte de los recuerdos de José Francisco Yunes Zorrilla, candidato a la gubernatura del estado de la alianza PRI-PVEM.

PepeYu nació en las faldas del Cofre de Perote, la octava montaña más alta de México, y donde el frío cala hondo. Creció en una cuna de estirpe priísta, a su padre, José Abraham Yunes Suárez, lo visitaban presidentes, gobernadores, diputados y alcaldes, pero su pasión por la política nació hasta que era un joven.

Recuerda que como una expresión de disciplina y de generar formación en sus hijos, su padre los obligaba a ir a la fábrica de cal para que verificaran si los bultos pesaban lo que tenían que pesar y, de paso, les daba clases de matemáticas avanzadas.

Otra de sus pasiones es el futbol: “Soy americanista y soy priísta y no voy a cambiar”, sentencia el hombre que en septiembre cumplirá 49 años de edad y que busca recuperar para su partido la gubernatura que perdieron de la mano del ex gobernador Javier Duarte.

Su padre era en cierta forma, dice el propio PepeYu, un cacique, pero diferente, porque nunca ocupó cargos y generaba influencia en la región. La cercanía con su padre fue muy formativa en todos los sentidos, pues lo describe como un hombre generoso, comprometido y solidario.

“Siempre se respiraba política en la casa desde que tengo uso de razón y mi papá decía: ‘Ustedes creen que es muy fácil que venga a casa el gobernador, lo ven tan normal’.

En la Ciudad de México ingresó a la preparatoria La Salle "Benjamín Franklin", y de ahí a la licenciatura en Administración de Empresas por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

“Me cambió la vida, en función de que ahí conocí a mi esposa. La posibilidad de em pezar a participar en política estudiantil, ese enfoque académico del ITAM se consolidó muy fuerte: el tema economía con un acompañamiento filosófico, acción social”.

En la capital del país, prefería asignaturas y lecturas permanentes para divertirse, regresaba cada dos semanas a la montaña con sus amigos.

“Le dediqué mucho tiempo a la televisión (…) me gusta ir al cine”, describe el hombre que logró ser alcalde, diputado local, federal y senador.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios