Con audiencia a la distancia, "pies ligeros" corren primer ultramaratón virtual en Sierra Tarahumara

Pedro Parra, corredor rarámuri, se posicionó como el número cinco del mundo, con casi 400 kilómetros recorridos en 64 horas en el maratón virtual Big Dog’s Backyard

Con audiencia a la distancia, "pies ligeros" corren primer ultramaratón virtual en Sierra Tarahumara
Foto: Ibeth Mancinas
Estados 22/10/2020 22:14 Ana Garcés Chihuahua Actualizada 22:27

Chihuahua. – El Covid-19 no detuvo la carrera de los llamados “pies ligeros”, los indígenas corredores rarámuris, que participaron en el primer maratón virtual este fin de semana en el Parque de Aventura Barrancas del Cobre, en la Sierra Tarahumara. 

Este año participaron 300 corredores de 22 países, entre ellos 15 mexicanos, 14 corredores rarámuris y un hombre de la Ciudad de México, en el ultra maratón Big Dog’s Backyard. 

Pedro Parra, corredor rarámuri, se posicionó como el número cinco del mundo, con casi 400 kilómetros recorridos en 64 horas. 

El recorrido de los competidores de Estados Unidos, Canadá, Irlanda, Australia, Alemania, Rusia, Nueva Zelanda, Ucrania, Japón, Finlandia, Suiza, Francia, Singapur, Filipinas, Bélgica, India, Reino Unido, España, Dinamarca, Suecia, Bielorrusia y México fue transmitido en vivo vía Zoom. Su objetivo era ser la última persona de pie y así coronarse como campeón en esta competencia, primera en su tipo porque no admitió público presencial ni hubo contacto entre los participantes. 

Los mexicanos siguieron una ruta en el Parque de Aventura Barrancas del Cobre, ubicado en el municipio de Urique en la Sierra Tarahumara, que recorrieron por 64 horas sin parar, bajo la luz del sol y la noche fría. Los corredores mantuvieron el ritmo que les permitió correr poco menos de siete kilómetros cada hora. 

De acuerdo con la dinámica de la competencia, los participantes debían recorrer siete kilómetros en una hora, de tal suerte que si lo hacían en menos tiempo, podían tomar esos minutos para descansar, refrescarse y comer, ya que no se contemplaron recesos para descanso

whatsapp_image_2020-10-22_at_10.06.43_pm_1.jpeg

Algunos de los corredores rarámuris salieron ataviados con el tradicional taparrabo y con huaraches de llanta; pese al frío de la noche y madrugada, nunca cambiaron su vestimenta, pues les bastó acercarse a la fogata para calentarse y recobrar energía en el tiempo que les quedaba del recorrido obligatorio de cada hora.

Tras 30 horas de la carrera, 11 corredores del equipo mexicano se habían dado de baja, entre ellos Arnulfo Químare y Santiago Ramírez, ambos maratonistas destacados a nivel mundial. También tres rarámuri y un “chabochi”, Marco Zaragoza, se mantenían en competencia, aunque el panorama era complicado, pues otros países todavía tenían a sus equipos completos. Sin embargo, el cuarteto mexicano se mantuvo hasta que sólo quedaron tres países en competición, junto con Bélgica y Estados Unidos.

whatsapp_image_2020-10-22_at_10.06.43_pm_0.jpeg

Los momentos más difíciles se vivieron durante la madrugada del domingo y lunes, pues a esa hora el cansancio y el sueño mermaban la voluntad de los corredores, que en cada vuelta parecían no tener más fuerzas para seguir y sorprendían a los organizadores al levantarse y continuar. 

Con ampollas y heridas en los pies, Juan Contreras, originario de Guachochi, continuaba en la lucha de los mexicanos. Pero por la hora 54, el cuerpo ya no respondió y aunque deseaba seguir corriendo, le resultaba imposible mantenerse erguido, fue así como dejó la representación de México en manos de Miguel Lara, de Urique y su paisano Pedro Parra. 

whatsapp_image_2020-10-22_at_10.06.42_pm.jpeg

Los organizadores del evento plantearon que, para que un país se mantuviera en la competencia era necesario que al menos dos corredores se mantuvieran de pie. Así lo hizo la dupla de Miguel Lara y Pedro Parra, los últimos corredores mexicanos en continuar la batalla después de las 60 horas; no obstante, una dolencia en la rodilla derecha de Miguel provocó que este comenzara atrasarse en los recorridos hasta que, en la vuelta 64, con lágrimas en los ojos, Miguel llegó a la meta apoyándose en un bastón de madera que recogió en el camino. 

Pedro Parra deseaba seguir corriendo, sin embargo, ante la salida de Miguel, solo concluyó la vuelta y se coronó campeón mexicano, mientras que dos competidores de Estados Unidos y Bélgica continuaron hasta la hora 75, cuando Bélgica logró coronarse campeón del Big Dog's Ultra.

apr/jcgp

Comentarios