Comunidad trans, en defensa de su derecho

Tras años de obstáculos, Violeta es la primera mujer en registrar su cambio de identidad ante el IMSS

Comunidad trans, en defensa de su derecho
FOTOS: SALVADOR CISNEROS. EL UNIVERSAL
Estados 22/11/2020 03:13 Salvador Cisneros Silva Actualizada 03:13

Violeta Arroyo Santos es una mujer transgénero de 33 años, originaria de Acapulco. Desde hace ocho años ha ido derribando una a una las barreras que le impedían salir del cuerpo que desde la infancia supo que no le pertenecía.

La también artista es licenciada en administración de empresas y desde 2011 es la auxiliar universal de oficina en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde lleva los expedientes físicos y virtuales de los trabajadores de las áreas de vigilancia y promoción de la salud del instituto.

violeta_fox_120103519.jpg
En 2013 comenzaron los cambios físicos de Violeta. Antes descubrió cuáles eran sus talentos artísticos.

 

Hasta 2017, Violeta tenía otro nombre. Ese año acudió a la Ciudad de México —que en 2014 reformó su Código Civil para permitir el cambio de identidad de género— y así pudo, también en lo legal, obtener el reconocimiento de su identidad.

Hasta ahora en Guerrero, la tierra natal de Violeta, legislatura tras legislatura se han negado a hacer cualquier tipo de reforma a favor de la comunidad de la diversidad sexual. Por ejemplo, el pasado 27 de octubre los diputados rechazaron la aprobación de los matrimonios igualitarios.

violeta_fox_120103538.jpg
La transición para Violeta no ha sido fácil. Según cuenta, el proceso comenzó con ella misma, al preparse sicológicamente.

 

Pero su lucha no quedó ahí, en 2019 Violeta comenzó una nueva travesía: que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reconociera su cambio de identidad de género. Finalmente, en mayo de ese año, Violeta se convirtió en la primera mujer transgénero en Guerrero en registrar su cambio de identidad ante el Seguro Social.

El camino
 

La historia de Violeta comenzó antes de concluir la universidad, cuando sus compañeras la inscribieron (en ese entonces, todavía con su nombre anterior) a un concurso de talentos, en el cual se presentaban, principalmente, shows travestis.

Sus amigas la dotaron en ese entonces de ropa, zapatos, pelucas y maquillaje. Ganó el concurso y no sólo eso: impresionó a los jueces y algunos la invitaron a trabajar en restaurantes de Acapulco, donde, hasta hoy, sigue dando un espectáculo travesti bajo el nombre artístico de Violeta Fox.

violeta_fox_120103537.jpg
Violeta es de Acapulco y estudia la licenciatura en Nutrición.

 

En septiembre pasado, Violeta Arollo Santos fue elegida entre la población trans de Guerrero como su representante en el concurso Miss trans México.

Violeta considera que participar en este certamen es una oportunidad para impulsar en Guerrero la aceptación de la comunidad trans. También sueña con incidir en las autoridades y ser un ejemplo.

violeta_fox_120103516.jpg
Su objetivo es que las mujeres trans vivan libres.

 

“Mi objetivo en el certamen es entrar en la mente cerrada de las personas que se niegan a aceptar que en el mundo existimos personas diferentes y que tenemos el derecho de expresar nuestra felicidad”, asegura.

Temas Relacionados
mujer transgénero Comunidad trans

Comentarios