Bajo la lupa, mudanza a medias de Bienestar

A un año del arranque del sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador, el retraso en la mudanza de la dependencia ha causado inconformidad de organizaciones sociales

Bajo la lupa, mudanza a medias de Bienestar
Foto: Edwin Hernández / EL UNIVERSAL
Estados 01/12/2019 04:15 Fernando Miranda Actualizada 14:53

Oaxaca.—El edificio blanco luce un enorme logotipo color guinda, en el que se observan las letras que forman la palabra Bienestar. En un costado está el Escudo Nacional que identifica al gobierno de México. Se trata de la antigua sede de la delegación estatal de la entonces Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), ubicada en Santa Lucía del Camino, municipio conurbado de la ciudad de Oaxaca.

Desde el 8 de enero pasado, cuando se presentó la que sería la nueva imagen de la ahora Secretaría del Bienestar, se anunció que este inmueble sería el que recibiría a dicha dependencia, para lo cual fue remodelado; se pintó, se reemplazaron vidrios y persianas de oficinas, y se acondicionaron sanitarios para recibir a los primeros trabajadores de confianza y a la titular de la dependencia, María Luisa Albores González.

Pero a un año del arranque del sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador, la mudanza de la dependencia no sólo no se ha completado, sino que su retraso ha causado inconformidad de organizaciones sociales.

Apenas el 21 de noviembre, integrantes del Comité Por la Defensa de los Derechos Colectivos Ciudadanos Oaxaqueños acusaron irregularidades en la entrega de apoyos a sectores vulnerables, y aseguraron que la titular de Bienestar no despacha en Oaxaca.

Por tal motivo, expresaron su voluntad para “contribuir al traslado de las oficinas al estado” y propusieron como primer paso la instalación de una oficina regional que atienda las “urgentes necesidades” de Oaxaca, Guerrero y Chiapas.

También pidieron que se les reconozca como “interlocutor válido” y se les permita participar como observadores en el proceso de traslado de dicha secretaría.

Para ello, el comité inició una recolección de firmas, las cuales pretende entregar junto con un escrito al Presidente, la primera semana de diciembre, en el que denunciarán que los programas sociales no están operando 100% en Oaxaca, informó Armando Figueroa Colmenares, representante de la organización.

Actualmente, en el edificio que recibiría a la Secretaría de Bienestar se ubica la delegación de programas federales, a cargo de Nancy Ortiz, quien hasta junio reconoció que en Oaxaca sólo operaban 20 trabajadores de confianza de la dependencia y el resto de los más de 2 mil empleados que había hasta 2018 seguían laborando desde la Ciudad de México.

La justificación del gobierno federal para que anunciar que Oaxaca sería la sede de Bienestar fue que 418 mil oaxaqueños vivían en pobreza y 170 mil en pobreza extrema.

Comentarios