Suscríbete

Aumenta número de desplazados en Sierra de Guerrero

Derivado del enfrentamiento entre autodefensas y hombres armados, otros 400 pobladores llegaron al municipio de Leonardo Bravo; el gobernador Héctor Astudillo calificó como un problema grave de “seguridad nacional” la violencia en el estado

Personas desplazadas en la Sierra de Guerrero
Los pobladores se encuentran refugiados en el auditorio de la cabecera municipal de Leonardo Bravo (Foto: Arturo de Dios / EL UNIVERSAL)
Estados 14/11/2018 20:42 Arturo de Dios Palma Guerrero Actualizada 21:30

Chilpancingo.- El desplazamiento en el municipio de Leonardo Bravo, en la sierra de Guerrero, no concluye: este miércoles llegaron otros 400 pobladores con los que ya suman 2 mil, informó el alcalde Ismael Cástulo Guzmán.

Desde la tarde del lunes, pobladores de las comunidades de Filo de Caballos, Campo de Aviación, Los Morros, La Escalera, El Naranjo, Carrizal de la Vía, Balsamar y Tepozonalco comenzaron a desplazarse después de un enfrentamiento entre presuntos autodefensas y hombres armados.

Los pobladores se encuentran refugiados en el auditorio de la cabecera municipal de Leonardo Bravo.

El enfrentamiento, según los pobladores, duró unas cuatro horas en el que murieron siete civiles, varios heridos y decenas de casas y carros tiroteados.

Este miércoles, el gobernador Héctor Astudillo Flores dijo que el problema de violencia que se vive en la sierra es un problema grave de “seguridad nacional”.

Astudillo Flores dijo que el grupo de autodefensas que llegó a Filo de Caballo tiene un interés distinto al de otorgar seguridad a los pobladores.

Sobre la facilidad con que irrumpieron 3 mil hombres armados, el gobernador justificó que para los casi 100 policías y militares que estaban en esa zona les fue imposible detenerlos.

El martes, en el auditorio municipal de Leonardo Bravo, Crescencio Pacheco González, poblador de la comunidad de Campo de Aviación, denunció que la incursión la ordenó Onésimo Marquina Chapa, un presunto líder criminal que opera en la zona.

Pacheco González dijo que Onésimo Marquina tomó Filos de Caballos con sicarios disfrazados de comunitarios porque el quiere abrir el paso a una empresa minera.

Aseguró que Onésimo Marquina ya controla minas en las comunidades de Mezcala, Carrizalillo y ahora busca apoderarse de un posible yacimiento de oro y plata en Xochipala, una comunidad vecina, que puede ser explotada en 2019.

La minería y no los cultivos de amapola es lo que disputan las bandas delictivas en esa región, afirma Pacheco González.

El alcalde de Leonardo Bravo, Ismael Cástulo Guzmán, insistió en que buscarán que los pobladores regresen a sus pueblos y advirtió que si les pasa algo los responsables serán las autoridades que han sido omisas ante el conflicto permanente que se vive en la región.

afcl

Comentarios