Suscríbete

Los 2 millones de nuevos empleos

Samuel García

Había que gritarlo a los cuatro vientos. Era el momento para responder a las críticas por la pobre capacidad estratégica

Pocas veces, como ésta, Presidencia ha podido presumir de transmitir un mensaje con tanta efectividad. Y lo hizo cuando el presidente Enrique Peña Nieto anunció la generación de más de dos millones de nuevos empleos en su gobierno.

Son 2 millones 31 mil 135 trabajadores adicionales los que se han afiliado al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en lo que va del gobierno del priísta.

La cifra muestra el incremento de los trabajadores afiliados al IMSS entre diciembre de 2012 y junio de 2016, cuando el saldo de afiliados ascendió a 18 millones 326 mil 71 trabajadores, según reporta el portal de la Secretaría del Trabajo.

La cifra era esperada en Los Pinos y, claro, la celebración del Presidente no se hizo esperar en medio de tantas noticias negativas en la economía.

Así que el 7 de julio fue la fecha escogida para que en la planta de la empresa alemana Bosch, en Toluca, Peña Nieto le diera la gran noticia a los diarios digitales e impresos del país.

Había que gritarlo a los cuatro vientos. Era el momento para responder a las críticas por la pobre capacidad estratégica y de gestión de su gobierno en materia de imagen y comunicación. Su visita a Canadá, a finales de junio, había sido un desastre en ese renglón.

Ahora el Presidente estaba eufórico en su tierra. Aún no había terminado las salutaciones iniciales de rigor y soltó la ‘noticia’ que traía en la punta de la lengua: “Y hoy, a propósito de muy buenas noticias. Yo creo que no sólo el Estado de México, sino el país entero tiene que celebrar y reconocer lo que hoy queremos significar, precisamente con esta cifra que estamos dando a conocer, de haber alcanzado dos millones de empleos”.

La fiesta se había preparado con minuciosidad. Mikel Arriola, el director del IMSS, y Alfonso Navarrete Prida, el secretario del Trabajo, habían hecho su labor. Se identificó y entregó un certificado a ‘la empleada dos millones’ del sexenio que labora precisamente en Toluca, la cuna política de Peña Nieto. ¡No se podía pedir más; la fiesta era redonda!

¿Acaso álguien averiguaría entre los archivos del IMSS si Lizeth Alarcón es efectivamente la trabajadora dos millones que se afilió al IMSS? ¿Acaso importaba si los más de dos millones de nuevos trabajadores afiliados al IMSS en este sexenio, son efectivamente nuevos empleos como lo repitió el Presidente una y otra vez hasta el cansancio? ¿Acaso importaba que diversos grupos de analistas expertos hayan explicado en el pasado que prácticamente el 50% de estas cifras no corresponden a nuevos empleos, sino a la formalización de ocupaciones ya existentes? ¿Qué el número de estos ‘nuevos’ empleos no corresponden con el crecimiento de la economía? ¿Acaso importaba que los nuevos ocupados del sexenio laboran, mayoritariamente, en condiciones precarias, como se desprenden de las explicaciones del Banco de México, de los análisis de Coneval o de las cifras detalladas de INEGI?

¡Claro que no! Los medios del país lo registrarían y difundirían tal cual; eso es lo que importaba. El resto: las explicaciones, los análisis, el prurito de las cifras, pasan a segundo término. Para audiencias reducidas. Lo importante es el primer impacto, tal cual lo dicen los tiburones de la comunicación.

Y sí, la estrategia funcionó. Son dos millones de nuevos empleos y punto. “Miren –dijo Peña Nieto al comenzar su intervención- quienes ya me antecedieron en el uso de la palabra, han, de forma reiterada, dado cifras de lo que hoy queremos significar. Y por qué lo queremos significar. Porque no es menor, porque hoy estamos alcanzado, de hecho, rebasando los dos millones de empleos generados. Al mes de junio son dos millones 31 mil empleos los que se han generado en nuestro país. Y ésta es una muy buena noticia para México”, se ufanó el Presidente.

El mensaje de los 2 millones de nuevos empleos en el sexenio funcionó con maestría; como pocas veces. Bueno, hasta El Sabueso de Animal Político perdió su olfato. “Es cierto. Como anunció el presidente Enrique Peña Nieto, durante su gobier no se han creado dos millones de empleos”, dijo convencido el investigador canino aceptando la mentira. ¡Bingo! Presidencia había ganado la partida.

Twitter:@SamuelGarcia

COME-mail:[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios