Gabinete: Dos víctimas de crisis

Salvador García Soto - Exprés

A Peña Nieto, que ha demostrado ser especialmente reacio a los cambios y ajustes en su equipo de gobierno, le tomaron por sorpresa las crisis

Los cambios en el gabinete ordenados por el presidente, Enrique Pena Nieto, significan la salida del equipo federal de dos víctimas de dos crisis: Emilio Lozoya  Austin, que deja Pemex en medio de una la peores crisis petroleras para el país, y Mercedes Juan, quien sale de la Secretaría de Salud en momentos en que la emergencia por la epidemia del zika amenaza con desbordarse en México.

 

De los que llegan, el arribo de José Narro a Salud estaba más que cantado desde que dejó la Universidad Nacional, pero pareció definirse tras los tropiezos que tuvo la secretaria Mercedes Juan para cumplir la instrucción presidencial de informar “con amplitud a la población de la epidemia de zika” y sobre las medidas de prevención que impulsaba el gobierno federal. Ese será el primer gran reto de Narro, quien llega a un sector‎ que conoce ampliamente por su experiencia como subsecretario con Juan Ramón de la Fuente, además de haber sido subdirector del IMSS.

 

En el caso de José Antonio González su perfil financiero y cercanía con el grupo del secretario Luis Videgaray, lo convirtieron en estos momentos, con los bajos precios del petróleo, en el director que buscará sacar a Pemex de la crisis financiera en que se encuentra por la caída brutal de sus ingresos y producción. Emilio Lozoya deja la petrolera con una buena labor pero confrontado con el grupo de Hacienda que desde hace tiempo buscaba su salida.

 

En la dirección del IMSS fue designado Mikel Arreola, un joven funcionario con amplia experiencia en la regulación sanitaria por su paso transexenal por la Cofepris, organismo que encabezó desde el gobierno de Felipe Calderón, y en el que fue ratificado por la administración de Peña Nieto que hoy lo asciende a una posición de gabinete ampliado. Arreola tendrá que continuar la labor de saneamiento financiero iniciada por González Fernández en el Seguro Social.

 

Finalmente, está claro que al presidente Peña Nieto, que ha demostrado ser especialmente reacio a los cambios y ajustes en su equipo de gobierno, le tomaron por sorpresa las crisis, la petrolera y la de salud, que obligaron a ordenar los cambios en el gabinete.

Guardando favorito...

Comentarios