El futuro se construye hoy

Ricardo Blanco

“La cobertura de los medios respecto a las 1.2 millones del personas que mueren cada año en accidentes de conducción a mano es algo que no creo que sea bien reflejado por los medios.” -Elon Musk

#LaVozDeLosExpertos

Si pensamos detenidamente al respecto, cada vez que hay un detractor que disuade o desaconseja respecto a utilizar vehículos autónomos, está matando gente. Las generalizaciones respecto a la tecnología pueden costar muy caro, en especial si no se entienden bien. Hay que recordar que toda tecnología busca resolver un problema, puede ser mayúsculo o uno tal vez trivial y pequeño, pero importante para su creador. Sin duda alguna, las críticas son importantísimas si son constructivas e informadas.

De lo mencionado en la cita al inicio, pensemos que un millón doscientas mil personas son más que toda la población de Chipre. De acuerdo a ASIRT (la asociación internacional que busca que se pueda conducir seguros) la cantidad de personas que fallecen por accidentes de tránsito de acuerdo a sus datos son 1 mil 300 millones (la población de Estonia), en promedio son 3,287 muertes ¡al día!. A eso hay que sumarle otros datos muy dolorosos: 20 - 50 millones de personas sufren lesiones o quedan mutiladas o discapacitadas para alguna o varias funciones regulares. Los accidentes automovilísticos, con personas teniendo el control del vehículo al 100%, son la novena causa de muerte en el mundo, lo que equivale a 2.2% de todas las muertes en el mundo.

Estos números son personas, pero ahora vayamos a un segmento de gente que seguramente conocemos: algo que te deja pensando todavía más, este tipo de accidentes ¡es la segunda fuente de muerte para niños entre 5 y 14 años! Si, yo conozco al menos a una persona que perdió a su hijo lamentablemente de esta forma al lado de un parque. Además es la principal causa de muerte del segmento de 15 a 29 y si, el peor accidente automovilístico en el que iba como copiloto, fue antes de los 30, viendo estos datos, fuimos muy afortunados.

Para el remate de las cifras déjenme resaltar dos cifras más que comparte ASIRT: cada año cerca de 400 mil personas menores a 25 mueren en nuestras vialidades, un promedio de mil al día. Si no se toman acciones, se espera que para el 2030 los accidentes en vialidades pasará de la posición 9 a la 5 como principal causa de muerte. Finalmente los accidentes causados por manos tras el volante tienen un impacto económico 518 mil millones de dólares, llegando a ser cercanos al 1 a 2% del producto interno bruto de algunos países.

Varios se quejan del nuevo reglamento de tránsito que bien respalda @LBallesterosM . Ella tiene un gran punto a su favor: ha logrado reducir fatalidades en algunas de las avenidas y vialidades de la Ciudad de México. Espero que también ella y sus asesores empiecen a construir el futuro escrito que permita a los vehículos que están enfocados a eso: a conducirse por sí solos, hacerlo.

Estos vehículos, no priorizan su espacio ante una luz amarilla como el momento de ponerse en medio de una intersección y/o sobre el paso peatonal por el que pasarán las carriolas con niños empujadas por peatones que también van a la escuela en la hora pico. Es una carrera por reducir la tasa de accidentes y muertes que son causados porque tenemos un gran ego que nos hace justificar mala educación con “tengo prisa” o “no me fijé oficial”.

Cada semana hay un Lord o Lady, pero muy pocas veces al mes le prestan la cerca de esa misma atención al lesionado del Xoco, tal vez sea porque ya no es nota, porque son muchos. Buscamos a la señora que avanza sobre la cebra maquillándose las pestañas y se lleva una carriola, o el señor que quiere demostrar el tamaño, reducido de su mente y educación, al dar vuelta prohibida aunque vengan peatones y bicicletas.

Me parece buen momento para que dejemos que los vehículos autónomos, y sus ingenieros, nos comprueben que cuidan mejor a la humanidad que nosotros. Y mejor si son eléctricos, claro.

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios