AMLO, el pavor y su castillo de la pureza

Raúl Rodríguez Cortés

Algunas consideraciones sobre el nuevo video escándalo que pretende involucrar a AMLO en hechos de corrupción y desgarrar su bandera de la honestidad:

Algunas consideraciones sobre el nuevo video escándalo que pretende involucrar a AMLO en hechos de corrupción y desgarrar su bandera de la honestidad:

1. El video dado a conocer por EL UNIVERSAL muestra, de manera incontrovertible, que la ahora ex candidata a la presidencia municipal de Las Choapas, Veracruz, Eva Cadena recibió dinero. Una mujer, con voz distorsionada y fuera de cuadro, dice que son 500 mil pesos e insiste que se los entregue a AMLO para apoyar su proyecto de cambio. Hasta ahí, una revelación periodística inobjetable que evidencia la comisión de un delito electoral.

2. La voz de la ignota le dice a Cadena: “usted mañana va a hablar con él”. Eso significa que el video fue grabado el 7 de abril, pues fue el día 8 cuando López Obrador estuvo en Las Choapas. En el mitin de aquel domingo, los reporteros le preguntaron insistentemente si Eva Cadena era corrupta, lo que negó con el clásico de Capulina: “lo que diga mi dedito”. Cerraron así la pinza: El Peje declaró que no es corrupta una mujer que quince días después, como candidata a un puesto de elección popular, aparecerá recibiendo fajos de billetes de quién sabe quién y de dónde. No hay evidencia alguna de que hayan llegado a las manos de López Obrador, pero el golpe, en el mundo político de las percepciones, es demoledor. Lo que parece, es.

3. En seguimiento al video, Eva Cadena dijo que le tendieron una “treta ruin y cobarde”, que el dinero no lo entregó a López Obrador, que él ignoraba lo ocurrido, que no conocía a la mujer que se lo dio pero que dijo llamarse Alexis García, representante del empresariado de Coatzacoalcos; y que tras corroborar que no era un mecanismo legal de financiamiento, lo devolvió. ¿A quién? ¿A una mujer que no conoce? Eva Cadena, como la empresaria que es, no puede ser tan ingenua, como para ignorar con qué tipo de gente se reúne. Ella debe saber, a no dudarlo, quién es el “benefactor”. ¿Por qué lo calla? Deberá declararlo con toda precisión a la Fiscalía de Delitos Electorales de la PGR y a la Fiscalía de Veracruz que han iniciado investigaciones.

4. También en respuesta al video, Morena retiró la candidatura de Cadena y la quemó en leña verde. La líder de los diputados federales morenistas, Rocío Nhale, también veracruzana y antagonista de Cadena, pidió someterla a proceso en la Comisión de Honor y Justicia del partido; y la secretaria general, Yeidckol Polevnsky demandó su expulsión, cosa que no puede ocurrir porque Cadena no milita en él. ¿No se tratará de un ajuste interno de cuentas?

5. AMLO respondió que a Cadena “le pusieron un cuatro”, que esto es parte de la guerra sucia, que lo quieren destruir políticamente, que la “mafia del poder” está aterrada por el avance de Morena y que, al final, lo único que pasará es que el triunfo de su partido acabará con la corrupción en México. No parece suficiente que AMLO solamente se deslinde del episodio. Debe demostrar, con todos los medios a su alcance, que ese dinero jamás le llegó, ni ingreso a su partido. Es insostenible que asuma que Morena es “el castillo de la pureza” y debe reconocer que, como en toda institución humana, se corre el riesgo de ser tocado por la corrupción. Debe dejar de creer que su sola palabra basta para purificarlo todo. No es Dios y se equivoca como cualquiera. Eso fortalecería la honestidad que tanto defiende y que, también es cierto, no han podido manchar en dos décadas de lucha política. ¿No cree usted que en ese lapso, con todo el aparato del Estado en su contra, no le hubieran encontrado ya alguna transa inobjetable?

6. No es la primera vez que los detractores de El Peje han maniobrado para descarrilarlo. Recuérdense, por citar algunos casos, el video de Bejarano embolsándose billetes (3 de marzo de 2004) o el audio en que el publicista Luis Costa Bonino pedía a su nombre seis millones de dólares para terminar la campaña (24 de mayo de 2012). De aquellas andanadas AMLO salió limpió y desveló una trama en la que se vieron las manos de Salinas, Fernández de Cevallos, Fox, Calderón y otros a los que él llama “la mafia del poder”.

7. ¿Quiénes, ahora, le enderezaron este golpe? Por su avanzado posicionamiento en este su tercer intento por ganar la Presidencia, puede pensarse, sin mucho temor a equivocarnos, que son los mismos, pero con otros operadores políticos, tomando en consideración que ahora es el PRI el que está en el poder.

8. Días después de la detención de Javier Duarte en Guatemala, el sábado 15 de abril, el gobernador Miguel Ángel Yunes fue llamado a Gobernación. En el encuentro, presumiblemente con el secretario Osorio Chong, se le pidió que no se colgará medallas ajenas, se le llamó a la prudencia política, se le notificó una redefinición de estrategia de cara a los próximos procesos electorales, incluido el presidencial; y se le dijo que las fichas del ajedrez políticos se movían hacia nuevas alianzas y pactos. Me aseguran que el gobierno federal se comprometió a llevar a la justicia, por desvíos millonarios, al también ex gobernador, Fidel Herrera y a los diputados federales Adolfo Mota, Edgar Spinoso, Noemí Guzmán y Jorge Carvallo, por lo que la PGR procederá a la solicitud de un juicio de procedencia. Yunes, a cambio, aceptó ajustar sus pactos con el panismo (de alguna manera develados en la conversación telefónica entre el triunfante gobernador veracruzano y el líder panista Ricardo Anaya, en la que hablaron de números que no podían ser otra cosa que dinero).

9. A partir de ese dato puede olerse la loción de Yunes en el nuevo video escándalo y acaso la de algún alto funcionario de Gobernación. Y por el tamaño de su reacción, la de otros personajes como Enrique Ochoa Reza (“López Obrador debe renunciar a Morena”) y Ricardo Anaya (“El Peje es un farsante al que vamos a denunciar por peculado”), como si tuvieran autoridad moral para denunciar presuntos hechos de corrupción.

10. Los autores están seguros que de esta manera demuestran el vínculo de AMLO con el hoy detenido depredador Javier Duarte, a quien le adjudican haber financiado al diputado federal y ex candidato morenista al gobierno de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez. Algunos operadores del tricolor aseguran que pronto se conocerá una conversación de Duarte y El Peje. Esto apenas empieza y crecerá tanto como el pavor que el establishment le tiene a López Obrador.

 

[email protected]

raulrodriguezcortes.com.mx

@RaulRodriguezC

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios