"El Bronco", con pocos adversarios

Óscar Mario Beteta

El gobierno y el Congreso federales no serán un obstáculo para "El Bronco". Tiene su reconocimiento. Es un interlocutor válido

Tiene todo para hacer un gran papel. Las adversidades y los obstáculos que algunos ven en su camino, en realidad son oportunidades que, si las aprovecha, lo podrían llevar a la cúspide del poder.

Si tiene conciencia de la Historia y quiere trascender, Jaime Rodríguez, El Bronco, no necesita hacer mucho para sobresalir.

Entre los mandatarios estatales, no tiene demasiada competencia. La mayoría es mediocre. Unos son nefastos. Bordan entre la ineptitud, la improvisación, la negligencia y la incapacidad.

Sobran ejemplos. Baste citar los casos de Sonora, Nuevo León, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Oaxaca, Zacatecas, Querétaro, Baja California, Colima, Guanajuato, Hidalgo, San Luis Potosí, Tabasco, Tlaxcala.

Frente a ese grupo, carente de cultura, educación, preparación y sensibilidad y ávido de riquezas, que consigue por medio de la corrupción, el próximo gobernador neolonés marchará prácticamente solo a la meta política más elevada.

Para hacer el buen gobierno que necesita, ha de comenzar por proveerse de la máxima virtud del político, que es la prudencia. Ésta lo obligaría a la mesura. A no ser un hombre líquido. A no derramarse verbalmente sin motivo a cada momento y en cualquier lugar. Ajustarse a esa virtud, excelente en sí misma, le permitiría ganar el 50% de lo que tenga que hacer.

Lo siguiente es elegir un calificado grupo de colaboradores. Le han enviado unas 10 mil currículas por internet, según sus allegados. Debe haber gente muy preparada. Una buena selección le permitiría tener un equipo limpio de origen. Si él pone el ejemplo de la honestidad, estaría sembrando en México una de las mejores semillas políticas. Daría un fruto sano en el futuro inmediato.

Nuevo León se convertiría en un oasis, en el desierto de la miseria, la descomposición, la corrupción e impunidad.

Los diputados locales no representan ningún problema. Las iniciativas que les envíe serán inimpugnables e innegociables si son justas y tienden a favorecer a la ciudadanía. Si no las aprueban, se echarán a todos encima.

Los congresistas nacionales de Nuevo León saben que representan a la población y al estado. Lo que decidan no afectará al gobernador. No les tiene que dar “línea”. Lo que hagan será su responsabilidad. Estará al margen de sus aciertos y errores.

El gobierno y el Congreso federales no serán un obstáculo para El Bronco. Tiene su reconocimiento. Es un interlocutor válido por haber ganado una elección de manera indubitable.

Para asumir el cargo y saber qué hay y qué falta, se ha metido a ver, estudiar y calcular. Se reunió con el secretario de Hacienda para empezar a ver la gigantesca deuda que recibirá de Rodrigo Medina.

Su relación con los demás gobernadores no se visualiza ni tiene por qué ser conflictiva. La mayoría lo respeta por la hombrada que hizo de ganar como independiente el gobierno de una de las entidades más importantes del país.

Los partidos no podrán chantajearlo ni presionarlo. Los empresarios neoloneses lo apoyan. Los de otras entidades hablan incluso con admiración de él. Los medios le guardan consideración. No tiene necesidad de hacer concesiones.

Jaime Rodríguez conoce las entrañas y los hilos del poder. Ya fue diputado y alcalde. Es profesionista. Su valor ha sido probado. Si sabe bien lo que quiere ahora y lo hace bien, puede estar en la carrera presidencial de 2018.

La mayor ventaja que tiene para hacer y ser, es su libertad. Sobre éste preciado bien, puede diseñar y construir el porvenir que quiera. Pocos como él, por no decir nadie, tienen la oportunidad de llegar a donde desean. Si se consagra gobernando bien, tomará un lugar especial en la Historia. Así, su mayor prueba hoy, está en no dejar pasar la ocasión que tiene frente a sí.

 

SOTTO VOCE… Héctor Serrano, secretario general de Gobierno del DF, despliega sus formidables habilidades de negociador para arreglarse con Morena. Todo indica que lo conseguirá y que mantendrá su estratégica posición… ¡Qué suerte la de Marcelo Ebrard de tener amigos tan ricos en todo el mundo! ¿Los habrá hecho gratis?

 

[email protected]
@mariobeteta

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios