Los astros se alinean

Miguel España

No obstante, el equipo crece poco a poco, no ha parado de sufrir en todas las líneas, ya que tácticamente no hay mucha claridad ni tiempo suficiente para ensayar posibles modificaciones

La Copa de Oro llega a las instancias finales con una Selección Nacional envuelta en una serie de dudas y críticas. Si bien, la responsabilidad es compartida entre jugadores, técnicos y directivos, una de las principales causas del rendimiento es la pésima planeación, que dejó muy mal parados a los dos representativos, con actuaciones preocupantes en los torneos disputados.

No obstante, el equipo crece poco a poco, no ha parado de sufrir en todas las líneas, ya que tácticamente no hay mucha claridad ni tampoco tiempo suficiente entre cada fecha para ensayar posibles modificaciones. Por lo tanto, Miguel Herrera ha tenido que alterar y adaptar el cuadro sobre la marcha, porque además de sufrir muchas lesiones, se ha enfrentado a un bajo nivel de juego de algunos integrantes, con algunos casos alarmantes. Pero con el liderazgo y carácter de Andrés Guardado, así como la seguridad de Guillermo Ochoa, logran calificar a semifinales.

Los astros parecen alinearse a favor de México tras lograr un triunfo agónico ante Costa Rica, que obligó a los mexicanos a mostrar su mejor juego del torneo, pero las fallas en ataque prolongaron la agonía y el sufrimiento hasta el último minuto de los tiempos extra. Ahora con Panamá en semifinales, todo parece estar encaminado para un duelo final ante los estadounidense.

Es indudable que el calendario favorece a los locales, Estados Unidos ha contado con más días de descanso entre cada jornada. Además, el pragmatismo de los estadounidenses ha dejado la sensación de no tener que esforzarse al máximo por ahora, aunque seguramente, Jamaica será una prueba más complicada. Mientras Panamá y México, posibles adversarios por el título, llegarán más desgastados tras afrontar tiempos extras en sus cruces de cuartos de final.

Por último, uno de los aspectos más relevantes del torneo es el progreso de las escuadras caribeñas, que ya dejaron atrás sus limitaciones tácticas y técnicas para convertirse en exportadores de talento, con muchos jugadores enrolados en la MLS o en los campeonatos de Europa. Así, en la Copa de Oro demostraron estar muy alejados de aquellos tiempos en que tiraban patadas o armaban batallas campales, como sucedió con la lesión de Cuauhtémoc Blanco ante Trinidad y Tobago, o la riña entre Jamaica y Toros Neza.

Tal vez, Jamaica sea el caso más atractivo, porque tanto en la justa sudamericana como en la Copa de Oro mostró grandes avances.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios