Miguel Márquez, la aspiración que se fue

Miguel Alberto Delgadillo Ibarra

El gobernador guanajuatense tiene debilidades y fortalezas para una eventual candidatura presidencial, pero todo indica que ya no hay tiempo

En una carrera presidencial el tiempo es un principio valioso para lograr un posicionamiento oportuno que permita llegar con posibilidades serias no solo de contender, sino de ganar la elección.

En semanas recientes han sido varias las voces que han resaltado la posibilidad de que Miguel Márquez Márquez, actual gobernador de Guanajuato pueda apuntarse a la lista de aspirantes panistas para llegar a Los Pinos en 2018.

Pero más allá de que el ex presidente Vicente Fox Quezada lo haya mencionado como uno de sus favoritos o que el secretario de salud José Narro en una visita oficial mencionara que Márquez sería un buen candidato presidencial, ¿el mandatario guanajuatense tiene posibilidades?

Cuando se analizan las características de un político para formar su perfil, debe prestarse especial atención en algunos elementos.

La percepción ciudadana sobre su actuar en el gobierno de su estado es un indicador importante, en este rubro Miguel se encuentra como el mandatario mejor evaluado del país con una calificación del 48.3% según la encuesta México Opina- SDP Noticias (Mayo 2017).

Lo anterior no es cosa menor, ya que este sexenio se ha caracterizado por gobernadores y ex gobernadores acusados de corrupción, enriquecimiento ilícito entre algunos otros delitos, derivando en fugas y posteriores aprehensiones que han afectado principalmente al PRI, pero que han desprestigiado a la clase política y disparado el descontento social.

El panista se ha identificado como un gobernante tranquilo, cuyos reflectores no han trascendido fuera de su entidad, mostrándose como un político discreto.

No debemos dejar de mencionar que cuenta con una fortaleza para tener una percepción ciudadana favorable y es el Partido Acción Nacional, puesto que su estado es uno de los bastiones políticos más importantes y antiguos del país, donde cuenta con el respaldo de la mayoría de las alcaldías y de las diputaciones locales.

Es verdad que el jefe del ejecutivo estatal tiene puntos a su favor, pero cuenta con un adversario muy grande, el tiempo.

Dentro de Acción Nacional existen perfiles que han levantado la mano con mucha antelación, iniciando con Ricardo Anaya, quién desde el año 2015 cuando buscaba la dirigencia de su partido, comenzó una ardua tarea de posicionamiento, que se vio catapultada por sus extraordinarios resultados electorales en junio de 2016 donde obtuvo 7 de 12 gubernaturas.

La ex primera dama Margarita Zavala también ha hecho recorridos por todo el país, sin embargo su estrategia no ha sido únicamente de reconocimiento con la militancia y la sociedad en general, ella ha apostado por una confrontación interna buscando exigir la equidad en la competencia y la definición de su dirigente.

Rafael Moreno Valle, ex gobernador de Puebla, apostó fuertemente por una campaña mediática utilizando la promoción de su estado y por supuesto de su imagen rumbo al 2018. La publicación de su libro y constantes giras, dejan claro que se mantiene en la disputa interna por el abanderamiento blanquiazul.

Incluso recientemente el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, se ha sumado a la lista de políticos que sueñan con la candidatura.

Hoy a menos de un año de conocer al próximo presidente de México los números son fríos, según datos de la encuesta nacional de El Financiero, Ricardo Anaya encabeza las preferencias al interior del partido con 31%, seguido por Margarita Zavala con el 21%. En dicha encuesta ni siquiera aparece el nombre de Miguel Márquez Márquez.

Por dicha razón la posibilidad de que sea candidato presidencial se ve prácticamente imposible, sin embargo puede jugar un papel esencial en la designación interna, pues su imagen y capital político podrían ser decisivos.

Mientras los meses avanzan, parece ser que Anaya se fortalece pese a las derrotas sufridas en las elecciones 2017, echando andar la maquinaria de las alianzas con el anuncio de un frente amplio opositor que busque no sólo sacar al PRI del gobierno federal, sino detener a López Obrador que se mantiene firme en todos los sondeos como la opción mejor posicionada.
 

FACEBOOK: MIGUEL DELGADILLO IBARRA
TWITTER:@mike_delgadillo

Guardando favorito...

Comentarios