Yarrington y la mafia italiana

Luis Cárdenas

¿Qué funcionarios mexicanos cobijaron a Yarrington durante tantos años para convertirlo en un elemento clave del tráfico internacional de drogas?

Hace más de 150 años, al sur de Italia, se fundaba una de las más poderosas mafias en el planeta, tuvieron la característica de contar con rituales de iniciación inspirados en los masonería y de poseer “códigos de honor” de familia, de nacionalismo, de costumbres, de castigos sanguinarios y también códigos de muerte. En 1860 nacía la temida Ndrangheta.

Calabria, relativamente cerca de Sicilia, es una zona sureña de Italia con un gran número de pobres y, paradójicamente, es también el centro de operaciones de la mafia Ndrangheta, dedicada al tráfico de personas, armas, drogas, cobro de derechos de piso, extorsión e inclusive corrupción de diversos gobiernos en el mundo, sus ganancias anuales estimadas suman más 60 mil millones de euros.

Considerada una de las mafias más poderosas a nivel global, la Ndrangheta tiene entre sus principales “socios” y brazos armados en el mundo a la Camorra, la Cosa Nostra, la mafia albanesa, la mafia rusa y también a Los Zetas mexicanos.

Una investigación publicada en el diario español El País dio cuenta, hace algunos meses, de un personaje clave en el tráfico de droga entre México y Europa: Manuel Luévano, nacido en Coahuila, bajo el alias de El Mono Muñoz, era encargado de administrar el dinero de Los Zetas proveniente del narco en el viejo continente, las operaciones del Mono aportaron a las mafias ganancias superiores a los 75 millones de dólares tan sólo en algunas semanas. Luévano fue detenido en España y extraditado a los Estados Unidos.

El pasado 10 de marzo fue detenido en Tamaulipas Giulio Perrone, un capo de élite en la Ndrangheta que llevaba diez años prófugo de la justicia italiana, algunas fuentes cercanas al caso Yarrington me revelan que existe una relación estrecha entre la mafia italiana y los negocios del ex gobernador mexicano.

Y es que, sin afán de regatear el éxito de la operación, la detención de Yarrington, a cargo de la agencia antinarcóticos de Italia, tuvo más que ver con las operaciones de inteligencia entre Estados Unidos y aquel país que con la cooperación del gobierno mexicano que incluso, hasta la pasada administración del gobierno tamaulipeco, pagaba los escoltas del gobernador en fuga a través de la administración local.

Tomás Yarrington podría ser la clave del tráfico de drogas exportado de México a Europa en beneficio directo de la Ndrangheta, por lo que se abren preguntas que al final, dada la principal autoría de las investigaciones, difícilmente podrían ser contestadas por la actual administración, ¿Fueron acaso socios Perrone y Yarrington?, ¿es el ex gobernador miembro iniciado y activo de la Ndrangheta?, ¿fue protegido por redes de corrupción de los tentáculos de la mafia internacional?, ¿la detención de Perrone en Tamaulipas y la posterior de Yarrington obedecerán a una traición del capo italiano?

Por otro lado, las preguntas que podría responder el gobierno mexicano difícilmente serán resueltas, baste una: ¿Cómo se llaman los funcionarios mexicanos que cobijaron a Yarrington durante tantos años para poderlo convertir en un elemento clave del tráfico internacional de drogas?

Parte activa del TUCOM en 2006, Yarrington buscó ser candidato a la Presidencia de la República; de ese tamaño es la complicidad de algunos grupos del poder con el narco.

De Colofón. Muchos de los que apoyaron a Yarrington siguen activos en funciones públicas, ¿no será momento de abrir una investigación de verdad?

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios