Se encuentra usted aquí

Apelo a su comprensión, es por el bien de todos

La liberalización del precio de las gasolinas llegó en un mal momento y podría ser aún peor: ayer el dólar alcanzó los 22 pesos, factor determinante en la fórmula que calcula el precio final
05/01/2017
02:02
-A +A

Fortuna es la diosa romana de la suerte, carga con una rueda que gira hacia arriba o hacia abajo según su arbitrio y así, caprichosa, marca tragedias o alegrías a los mortales víctimas de sus designios.

Para el presidente, Fortuna ha sido muy cruel girando su rueda una y otra y otra vez hacia abajo. Por ejemplo, la caída en el precio del petróleo en 2015 mandó al diablo la posibilidad de ganancias macroeconómicas para presumir su reforma energética; los gobernadores de su partido, y de su generación, resultaron cleptómanos al hartazgo, ratas viles, cobardes y amparadas; su gabinete se enfrascó en una lucha de egos presidenciables y lo dejaron solo para soportar todos los golpes; la era de los memes mandó al carajo la disciplina mediática del muy arcaico PRI y lo juzgó como un hombre frívolo; invitó a Trump cuando nadie pensaba que podía ganar y lo tundieron, ganó Trump y lo volvieron a tundir…; y Ayotzinapa y Tlatlaya y Tanhuato y los narcos con El Chapo que se escapa y lo vuelven a capturar y lo bueno que cuenta mucho pero que no saben de qué manera contar.

Fortuna, definitivamente, ha sido muy cruel con Peña Nieto.

El año pasado alguien tuvo la ocurrencia de semiliberalizar, antes de lo pactado en la reforma energética, el precio de la gasolina, pensando quizá que dada la caída del precio del petróleo en el año 2015 y la relativa estabilidad cambiaria peso-dólar, habría un efecto inverso al actual: que la gasolina bajaría y que, tal vez, eso podría tener un efecto positivo a nivel electoral.

Fortuna, cruel, decidió subir los precios del petróleo en la última mitad del año, al mismo tiempo que el efecto Trump ponía al dólar por las nubes, con un resultado catastrófico para enero de 2017: el incremento de hasta 20% del combustible y de varios energéticos más.

Prácticamente en todos los países con economías libres el precio de la gasolina está fijado con base en los ajustes del petróleo en el mercado mundial. Una variable que hace más caro o más barato el litro de gasolina es el tema fiscal, es decir, ¿qué tanto se cobra de impuesto en cada litro?

En México, la gasolina tiene dos cargas: el IVA y el IEPS, representando, aproximadamente, un 36% del costo total para la Magna y un 37% para la Premium. Hablar de una exención absoluta de impuestos sería utópico, irreal y extremadamente jodido: de ahí sale el dinero para pagar doctores, policías, limpia, agua, escuelas, etcétera, etcétera, —aunque, desgraciadamente, también de ahí salen millones que terminan robados por algunos burócratas de alto nivel—.

La liberalización llegó en un mal momento y podría ser aún peor: ayer el dólar llegó a 22 pesos, factor determinante en la fórmula que calcula el precio final.

Pero, aunque quizá la diosa griega tenga la culpa de muchas cosas, serán muy pocos los que atiendan al llamado presidencial de apelar a la comprensión.

DE COLOFÓN.— En Tuxtepec, Oaxaca, fue asesinado Jorge Alberto González Escamilla, asesor del PRI en el municipio. Desde hace semanas circula una lista con nombres de personas que serán asesinadas, el asesor estaba ahí.

Tengo el privilegio de ejercer el oficio más bello del mundo. Nací en 1983 en la Ciudad de México, desde que recuerdo he sido un apasionado de perseguir y contar historias, hoy tengo el gran honor...

Comentarios

MÁS EN OPINIÓN