Repunte del disco físico

José Xavier Návar

De las tres discográficas grandes que todavía dominan el mercado de la música en el mundo: Universal, Warner y Sony, sólo esta última parece tener claro que el disco físico es mucho más redituable que las descargas digitales, en materia de catálogo; sobre todo si se cuenta con un staff confiable de A&R (Artístico y Repertorio) que conozca y maneje adecuadamente el inventario de estilos nostálgicos que ahora, más que nunca, son buscados por los coleccionistas de rock de los 60, los 70 (en que según especialistas se inventó prácticamente todo) los 80, los años 90 en que se grabó mucha de la peor música y ahora los 2000, en que el apocalipsis se acerca con lo peor de lo peor, cortesía de Beyoncé, Kanye West y peligrosos similares.

Con necios profesionales en los puestos directivos, que ni siquiera saben de música, Universal y Warner, ya ni por lo menos, por sentido común, promueven lo que mínimamente sacan en disco físico. Sus departamentos de prensa se han vuelto obsoletos a la hora de promover, y sólo se concretan en el envío masivo de boletines de artistas balines que llenan la programación de, por ejemplo, TeleHit.

Paradójicamente, la mejor manera de alejarse de cantantes y grupos recomendados, desechables y fáciles de olvidar, es viendo ese canal musical.

Sony, a pesar de tener en su departamento de prensa a “La Mujer Invisible”: una señora a la que parece que sólo el director que la puso conoce por su nombre de pila, está al día en lanzamientos de catálogo gracias al trabajo de los label managers, que promueven directamente lo que están lanzando con algunos especialistas. De ahí, por ejemplo, que por lo menos los que andan en busca de discos poco convencionales o lanzamientos en triple-pack, se enteren de que ya circulan en el mercado cosas como la colección de “The Many Faces of…”, que ofrece entre sus lanzamientos más recientes el concepto triple de The Cure (con 12 temas de colaboraciones con personajes como Reeves Gabrels o Lawrence Tolhurts), con lo directos más significativos de la banda en 2011 en otro CD y las canciones importantes de The

Cure en interpretaciones clave de The Submarines, Wayne Husey, The Rosebuds o The Weding Present) en un tercer compacto.

También ya rolan los dedicados a King Crimson: con un primer disco compacto dedicado con nombres propios como Pete Sinfield, Greg Lake, Mel Collins, Andy McCulloch y otros, que dan paso a al disco 2 de Giles, Giles & Frip y un tercero (Fission Trip), dedicado al músico más legendario de la banda: Robert Frip. En ese tenor están los dedicados a Pink Floyd, Black Sabbath y el del fallecido Prince, que se oferta como los demás de serie, a un precio mucho más accesible que el ofrecido por las descargas digitales que, esta vez, no aplican en el concepto.

Otros lanzamientos que no necesariamente son rock y que ya están disponibles son los conceptos dobles y triples dedicados a: 2 Cellos (Live at The Arena Pula), Howard Shore (Two Concerts), Hans Zimmer (The Classics) y el Virtuosos (Yo Yo Ma, 2 Cellos, The Piano Guys, Joshua Bell, Amy Dickinson, Yanni y Kenny G). Y ya poniéndonos demasiado terrenales está el triple (3CD+1DVD) de los mejores duetos, con retos para oír como Thalía, Aleks Syntek, Cristian Castro, Prince Royce y otros escamosos. 

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios