Ha muerto un inmortal

Eduardo Camarena

A Johan Cruyff se le recordará como el gran mariscal del Futbol Total con la selección de Holanda, en la Copa del Mundo de Alemania 1974, uno de los mejores futbolistas de la historia, que guió al Barcelona a la élite mundial y un genial director técnico que construyó los cimientos del actual equipo catalán.

Ha muerto Cruyff, víctima de cáncer de pulmón; en octubre del año pasado se le diagnosticó esta letal enfermedad. Apenas hace un mes comentaba que se sentía muy optimista y que estaba ganando 2-0 en su lucha contra el cáncer. Fumaba muchísimo, cigarrillos sin filtro; en 1991 fue operado a corazón abierto tras sufrir una aguda insuficiencia coronaria. Tras esta operación dejó de fumar e incluso protagonizó en España una famosa campaña publicitaria en contra del tabaco. La vida le dio en ese momento una segunda oportunidad. Lamentablemente, el cáncer lo aniquiló rápidamente y a los 68 años de edad —¡qué paradoja!— ha muerto un inmortal del futbol.

Johan Cruyff revolucionó el futbol como jugador y como entrenador. En la cancha era el gran líder del Ajax holandés en los años 60 y 70. Su figura no impresionaba a nadie, estatura media —1.78 m— y delgado —66 kg—, parecía frágil, incluso su entrenador Rinus Michels le preparó un programa de preparación física para fortalecerlo.

Sin embargo, en el rectángulo verde su talento, movilidad, dinámica, visión de cancha y extraordinaria técnica individual marcaban diferencia. Su cambio de ritmo era impresionante, tomaba el balón, lo conducía con rapidez, frenaba y con explosivo arranque superaba a sus rivales. Hizo del pase su principal fundamento del futbol ofensivo.

Cruyff hacía funcionar a su equipo y a la selección holandesa, o mejor dicho, ambos giraban en torno a él.

La Naranja Mecánica maravilló al mundo entero en el Mundial 1974. Holanda perdió la final ante los germanos, pero con su juego hizo ganador al futbol total; el ‘Flaco’ fue el mejor de ese Mundial. Ganó seis títulos de Liga con el Ajax, fue subcampeón mundial y tercer lugar de la Eurocopa con su selección.

Su rebeldía lo llevó al Barcelona. El Ajax lo había negociado para jugar con el Real Madrid pero Cruyff no estuvo de acuerdo y decidió jugar para el equipo catalán, convirtiéndose en el futbolista más caro de la historia. ‘El Holandés Volador’ llevó al Barça a la cima del futbol europeo con el peruano Hugo Sotil y los españoles Juan Manuel Asensi, Migueli y Carlos Rexach.

Tras brillar intensamente con el Barcelona, tuvo un paso fugaz de dos años en el futbol de Estados Unidos con los Aztecas de los Ángeles y los Diplomáticos de Washington.Culminó con títulos su carrera con el Feyenoord holandés en 1984.

Como entrenador, supo plasmar su visión del futbol como espectáculo, con predominio del juego de ataque y equilibrio en todas las líneas. Una de sus frases más célebres "Salid y disfrutad. Prefiero ganar 5-4 a 1-0", expresa claramente su filosofía como director técnico. Ganó dos Copas de Holanda con el Ajax y formó el “Dream Team” con el Barcelona para dominar la liga española y conquistar la Copa de Europa. Zubizarreta, Koeman, Alexanco, Guardiola, Beguiristain, Stoichkov y Romario fueron los más emblemáticos de ese equipo de época.

Cruyff estableció las bases del Barcelona de hoy, fue un visionario, un adelantado a su época, como jugador y entrenador. El número 14 más famoso del futbol.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios