Box, con todo y muro

Eduardo Camarena

Las peleas con mexicanos en carteleras de Estados Unidos tienen mucho imán, por lo que los promotores no dejarán de programarlas

Los boxeadores mexicanos dieron la nota sobresaliente el sábado anterior en Las Vegas, Nevada e Indio, California, con actuaciones notables, de alta calidad y emotividad.

El michoacano Leo Santa Cruz recuperó el titulo mundial pluma AMB al vencer por decisión mayoritaria al irlandés Carl Frampton, en una fragrorosa pelea en la que dio una demostración de combatividad, poderío y gran técnica al ataque, y así se desquitó de la derrota sufrida en julio pasado.

Santa Cruz golpeó repetidamente con ganchos al hígado a su rival y sus combinaciones fueron más contundentes. Debió ganar por decisión unánime pues superó con suficiente claridad al valiente irlandés. ¡La pelea fue de alarido!

En la misma cartelera Mikey Garcia, de origen mexicano nacido en California, le dio una lección de boxeo izquierdista al montenegrino Dejan Zlaticanin y lo liquidó en el tercer round con un preciso uper de derecha y un volado con la misma mano que provocó un nocaut espeluznante. Garcia obtuvo así el titulo mundial ligero CMB, de manera brillante y notable, para mantenerse invicto en 36 peleas, con 30 nocauts. El joven nacido en Ventura, California tiene extraordinarias cualidades técnicas y una pegada letal.

En Indio, California, el yucateco Miquel Berchelt le arrebató el título mundial súper pluma a Francisco Vargas en una emotiva contienda en la que el nuevo campeón dio una estupenda exhibición de manejo de la distancia, habilidad defensiva y puntería para superar claramente a su adversario.

El “Alacrán” de las tierras del Mayab fue más rápido y certero que el Bandido y puso en práctica la estrategia idónea para lograr el triunfo con brillantez y categoría. Berchelt es un gran peleador y así lo demostró para superar un escollo muy complicado. Vargas terminó con el rostro tumefacto, muy castigado, y vendió cara la derrota, haciendo una pelea de verdadero valiente y “suicida”.

Los mexicanos son sinónimo de calidad y garantía de espectáculo en el boxeo mundial. En Estados Unidos tienen su mercado más importante, con o sin muro. Difícilmente los promotores norteamericanos dejarán de programarlos por la rentabilidad que les significan.

 

[email protected]

En la foto:Santa Cruz (der.) y Frampton escenificaron gran batalla. (JOHN LOCHER. AP)

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios