Se encuentra usted aquí

El Ejército y el reporte sobre Ayotzinapa

06/09/2015
01:40
-A +A

El Ejército y el reporte sobre Ayotzinapa

Hoy mismo el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), comandado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, presentará las conclusiones de su investigación sobre el caso de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa desaparecidos hace casi ya un año. Uno de los muchos aspectos que se tenían que dilucidar en la investigación —que por seis meses realizaron los especialistas— es el papel que el Ejército jugó en el caso. Nos comentan que el gobierno federal espera que en el reporte las Fuerzas Armadas salgan bien libradas; sin embargo, existe la percepción de que la negativa de la Secretaría de la Defensa Nacional para que los expertos realizaran entrevistas con el personal militar del Vigésimo Séptimo Batallón, con sede en Iguala, Guerrero, sea mal interpretada. Nos aseguran que los soldados no podían ser entrevistados debido a que de haber aceptado habrían incurrido en una violación a la ley. El acuerdo firmado entre el Estado mexicano y la CIDH, nos explican, dice que las atribuciones expresamente señaladas del GIEI consisten en actividades de análisis y, de ser el caso, formular recomendaciones de las acciones a implementar, así como la posibilidad de tener acceso a los expedientes de las investigaciones y causas penales, pero en ninguna parte del acuerdo se establece que dicho grupo estaba autorizado para realizar entrevistas, interrogar, tomar declaraciones directamente a persona alguna o practicar diligencias. De haber respondido, los elementos de la Sedena, que dirige el general Salvador Cienfuegos, habrían violado le ley.

 

No se pongan nerviosos, que me ponen nervioso

Para quitarles un poco de estrés a sus compañeros de bancada, el coordinador de los diputados del PRD, Francisco Martínez Neri, tuvo que salir a decir que es falsa la versión que circulaba en San Lázaro de que 12 diputados federales perredistas abandonarían su fracción para integrarse al Movimiento Regeneración Nacional, y así hacer más fuerte a la bancada de Morena. Don Francisco asegura que se trata de una “mentira”. Si ésta no fuera sólo una mentira, el PRD, de 60 diputados, se quedaría solamente con 48 y Morena, que actualmente tiene 35, podría llegar a 47 diputados; es decir, estarían en un “empate técnico” en San Lázaro. Con razón tantos nervios.

 

Pide EPN unidad a su gabinete

El pasado viernes, nos comentan, el presidente Enrique Peña Nieto, tuvo una reunión muy especial con su gabinete. Nos dicen que el mandatario estaba muy satisfecho con su equipo tras haber presentado su Tercer Informe de Gobierno, aunque también fue particularmente enérgico al pedir que trabajaran en equipo y se enfocaran a dar cumplimiento al decálogo de acciones que anunció el miércoles en Palacio Nacional para enfrentar los retos venideros. Otro ingrediente de la reunión es que en el encuentro participaron, desde sus nuevas responsabilidades, Aurelio Nuño, José Antonio Meade, Claudia Ruiz Massieu y Rosario Robles.

 

¿A dónde va Javier Lozano?

Como buen poblano, el senador panista Javier Lozano se ha vuelto ajonjolí de todos los moles. Ahora nos dicen que ante la compleja decisión que deberá tomar el presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, sobre a quién designar como coordinador de la bancada azul en el Senado, se ha mencionado que Lozano podría llegar a ese puesto. Sin embargo, el rastro de su meta de corto plazo —ser candidato a la gubernatura de Puebla— lo sacaría muy pronto de su escaño. Nos dicen que el gobernador actual, Rafael Moreno Valle tiene como delfín para la gubernatura de dos años que se disputa en 2016, al edil de Puebla de Los Ángeles, José Antonio Gali Fayad. ¿Y quién cree usted que sería el alcalde interino? Pues don Javier Lozano Alarcón, quien al frente del ayuntamiento se promovería las 24 horas del día para ser candidato del PAN a gobernador. Si el detector de ambiciones políticas acertó, que lo descarten del movimiento de piezas del ajedrez senatorial.

BAJO RESERVA
Bajo Reserva es elaborada con aportaciones de periodistas y colaboradores de EL UNIVERSAL previamente verificadas