No, señor Trump, no hay tres millones de criminales indocumentados

Alejandro Hope

El pasado domingo, la televisión estadounidense transmitió una extensa entrevista con Donald Trump, la primera desde su triunfo en las elecciones presidenciales estadounidenses. Entre otras cosas, dijo lo siguiente: “Lo que vamos a hacer es atrapar a la gente que es criminal y tiene antecedentes penales, pandilleros, traficantes de drogas, tenemos una gran cantidad de estas personas, probablemente dos millones, podría ser incluso tres millones, los vamos a sacar de nuestro país”.

Esa afirmación ha sido vista por algunos optimistas irredentos como una señal de moderación. Ya no promete expulsar a todos los migrantes indocumentados, sólo a los “criminales”. Nada de qué preocuparse, ¿verdad?

Pues no exactamente. En primer lugar, la periodista Lesley Stahl no lo presionó sobre su discurso en la materia, pronunciado en Phoenix el día de su visita a México, donde sugirió que hasta seis millones de inmigrantes podrían ser deportados.

En segundo lugar, la idea de que hay dos o tres millones de peligrosos delincuentes extranjeros residiendo ilegalmente en Estados Unidos es una fantasía trumpiana.

¿De dónde proviene el dato? Según una nota en el portal Vox.com (http://bit.ly/2eyq9pW), es una estimación muy gruesa del número de “extranjeros criminales deportables”, incluida en una solicitud de recursos presupuestales, hecha en 2013 por ICE (Immigration and Customs Enforcement), la agencia encargada de hacer cumplir la legislación migratoria en EU.

Para hacer la estimación, los burócratas de ICE consultaron una encuesta de 2008 para determinar el número de migrantes en Estados Unidos y estadísticas de 2001 del Departamento de Justicia sobre el número, nacionalidad y estatus migratorio de las personas que pasaron por el sistema penitenciario. Luego extrapolaron la cifra (en una solicitud de presupuesto, valga el recordatorio). Así de científico es el dato.

Además, la estimación no excluye a los migrantes indocumentados con antecedentes penales, deportados durante la administración Obama. Y, por si fuera poco, no todos los “extranjeros criminales deportables” son migrantes indocumentados. Muchos pueden ser migrantes legales que pierden su derecho a residir en Estados Unidos al ser declarados culpables de un delito.

Entonces, ¿cuántos delincuentes extranjeros indocumentados hay en el país vecino? Nadie sabe con precisión, pero, con toda probabilidad, mucho menos que dos millones. Según la misma nota de Vox.com, el número de migrantes con antecedentes penales recientemente liberados de prisión es menor a 200 mil.

Hay otro dato que bien vale la pena considerar: muchos de los “extranjeros criminales deportables” no son muy criminales que digamos. En un estudio del Colegio de la Frontera Norte publicado en 2012 (http://bit.ly/2fTxk85), se entrevistó en Tijuana a 3 mil 547 migrantes deportados por ser extranjeros con estatus criminal. Del total, 36% entró en contacto con la policía por infracciones de tránsito y 27% en inspecciones policiales rutinarias. Sólo 24% tenía orden de arresto previa y apenas 13% fue detenido en flagrancia. Y de los que tenían orden de arresto, 57% estaba siendo buscado por no pagar multas de tránsito.

Luego entonces, sólo hay dos alternativas: a) el gobierno de Trump sólo deporta a extranjeros indocumentados con serios antecedentes penales y, en consecuencia, el número total se queda a lo mucho en un par de cientos de miles, o b) agarra parejo, deporta a migrantes con y sin antecedentes penales, y el total de expulsados llega a los dos, tres o más millones. Yo apostaría por lo segundo.

Si eso es moderación, yo estoy más guapo que Brad Pitt. No jodan.

[email protected].

@ahope71

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios