La develación del secreto del Grial: el proyecto de Constitución

Carlos F. Matute González

El pasado 23 de agosto, el Jefe de Gobierno informó que recibió el proyecto de Constitución de la Cdmx, y que iba a dedicar los siguientes días a su revisión, por lo que no se dará a conocer sino hasta el 15 de septiembre. Adicionalmente mencionó: “creo que es un trabajo muy completo. Veo que se ha trabajado sobre temas muy específicos. No podemos platicarles exactamente sobre qué temas porque es parte de lo que tengo que entregar y guardar con reserva” (El Universal 23-08-16).

Casi simultáneamente, el Consejero Jurídico y de Servicios Legales, Manuel Granados, quien seguramente será designado constituyente y posiblemente presidirá la Asamblea, explicó brevemente, en una entrevista con El Universal (23-08-16) el contenido del documento, develando algunos de los secretos mejor guardados de los últimos años, con breves apuntes sobre los avances que se proponen. El día de la presentación, la ciudadanía conocerá con mayor precisión las líneas políticas-constitucionales del gobierno de la ciudad y el grupo de notables que colaboró en la elaboración del proyecto.

Lo más destacable es la institución de la revocación de mandato que consiste en que por medio de una votación directa el funcionario que previamente había sido electo para un cargo sea destituido del mismo, relegando en un segundo plano al juicio político que es la forma tradicional de separar del encargo de representación mediante una votación indirecta. Esta figura jurídica es polémica y seguramente será ampliamente debatida. Si bien nadie cuestiona su raigambre democrática, también es cierto que introduce un factor de inestabilidad en la gobernabilidad de las instituciones –lo que el consejero identifica como revancha política- y que puede afectar la efectividad de las políticas públicas de los gobiernos, cuyos objetivos afecten intereses creados de grupos bien organizados como ambulantes, transportistas u otras redes sociales de activistas.

La línea política del borrador es que es “progresista, de vanguardia, moderna y que ve a futuro, pero sobre todo muy social” y la identifica con los matrimonios igualitarios y el derecho de los jóvenes de 16 años a votar en los presupuestos participativos. Esto es congruente con las estrategias de los grupos que han gobernado la ciudad en las dos últimas décadas.

El funcionario reveló que el proyecto propone que se otorgue el derecho de los ciudadanos a contar con una buena administración pública y se imponga la obligación a los servidores públicos de la publicación de las declaraciones patrimonial, conflicto de intereses y fiscal. Resulta interesante cómo se pretende garantizar el derecho mencionado y a quienes se ampliará la obligación. El debate sobre estos temas se encuentra en la forma y los procedimientos que deben adoptarse para hacerlos efectivos, sin afectar la operatividad de la administración, ni invadir la vida íntima o privada de las personas.

La gran interrogante es cuál será el reparto de facultades, especialmente, las financieras entre el gobierno central y las alcaldías. El consejero hace énfasis en la organización política diferenciada entre la Ciudad de México (art. 122 CPM) y los estados (art. 115) al igual que la exigencia mayor de coordinación entre el centro y la periferia gubernamental. Sin embargo, no adelantó nada en concreto. Este es el asunto que posiblemente provoque las posiciones más distantes y radicales entre los constituyentes.

La entrevista ofrece pistas, buenos indicios, como aquellas tradiciones y leyendas cristianas que pretenden develar el paradero del Grial que es un objeto misterioso y sagrado. Una de las primeras referencias sobre éste procede del diario de un peregrino del siglo VII llamado Arculf, quien afirmaba que en su viaje a Jerusalén pudo ver el cáliz de Cristo, "una copa hecha de plata, con capacidad para una pinta", custodiada en el interior de una capilla.

En el mismo sentido, el Consejero nos hace revelaciones de lo que él vio e incluso revisó, pero sus referencias son indicativas que sólo permiten hacer inferencias de lo que puede contener el proyecto de constitución del Cdmx. Además de las pistas mencionadas, dejo entrever la poca simpatía por los órganos autónomos constitucionales, la inclinación al aumento de derechos políticos, el reconocimiento de los derechos de los animales y la creación de una sala constitucional en el Tribunal Superior de Justicia.

Profesor de Posgrado de la Facultad de Derecho de la Universidad Anáhuac del Norte

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios