Don Olegario lo logró

Nelson Vargas

Esperemos que ahora que Padilla ‘rescató’ la identidad de México, después no vaya a querer adjudicarse los logros de los atletas

Como era de esperarse el licenciado Carlos Padilla se autoproclamó héroe del deporte mexicano. No es posible que crea que le vamos a aplaudir lo que no hizo, pero que era su obligación. Digo que no hizo, porque la realidad es que la sanción que FINA impuso a México no se haría extensiva a los Juegos Olímpicos porque este es un evento que organiza el Comité Olímpico Internacional, no dicha federación. No es un logro de él, como se atrevió a comentar en conferencia de prensa.

El presidente del COM dice haber rescatado la identidad de México para Río 2016. En primer lugar hay que aclarar que nunca la perdimos, hace falta mucho más que un castigo de FINA para perderla y en segundo, tenemos que comprender la verdadera historia. El prestigio que actualmente México sigue manteniendo ante el COI y por el cual no se consideró analizar si nuestro país era sancionado para Juegos Olímpicos, es gracias a don Olegario Vázquez Raña, miembro permanente del COI y quien verdaderamente ha cumplido con los puntos que expone la Carta Olímpica para mantener esa buena relación y que los atletas puedan portar los uniformes y, en caso de ganar un oro, se pueda interpretar el Himno Nacional. Es increíble que el licenciado Padilla además de mentiroso, sea malagradecido y en su discurso ni siquiera lo haya mencionado. Él sólo fue a Suiza a pedir dinero, por cierto más del que al final le otorgaron, y ahí mismo se enteró de que por supuesto no había ningún castigo para nuestro país y todo podría desarrollarse con normalidad en Río 2016. Hay que ser claros, si anteriormente el COM no había intervenido a favor de nuestros atletas en la problemática con FINA es porque así convenía a sus intereses políticos, sí, políticos, no deportivos.

Ahora, tampoco lo hizo por un asunto de apoyo al deporte mexicano, sólo se aseguró de que sus intereses personales estaban a salvo. Seguramente el COM tiene firmado hace mucho un contrato con la marca deportiva que vestirá a nuestros atletas en los Juegos Olímpicos y el hecho de que por alguna razón se prohibiera que lo utilizaran les haría perder dinero y se convertiría en un problema, porque el patrocinador no iba a estar contento de que, principalmente los clavadistas que son esperanza clara de medallas, no utilizaran los uniformes. Para el COM no importa que FINA nos castigue en otros eventos, ahí simplemente salen a decir que prefieren mantenerse al margen, pero cuando se trata de que los afecten económicamente sí salen del agujero.

En días anteriores, en un medio nacional, se publicó un texto escrito por el licenciado Padilla en donde se tomaba la libertad de explicarnos cuáles son las obligaciones de Conade. Me parece muy bien que se haya tomado el tiempo que podría utilizar para conseguir patrocinadores y no tener que continuar siendo un lastre para el gobierno, pero igualmente debería redactar uno más en donde se explique cuáles son las obligaciones del COM y principalmente cuáles no son, y leerlo hasta entenderlo. Bien dice que “el buen juez por su casa empieza”.

Esperemos que ahora que el licenciado Padilla “rescató” la identidad de México, después no vaya a querer adjudicarse los logros de los atletas y diga que gracias a él se ganaron las medallas, porque está más que claro que está dispuesto a todo para conseguir la reelección en el COM, pero hay que recordarle que incluso el propio Mario Vásquez Raña lo comentó: “Siempre lo he dicho: No es trabajo del Comité Olímpico Mexicano eso de hacer medallas”. Yo le aseguro al titular del COM, que si se dedica de verdad a ser la embajada del COI en México, a seguir los puntos que la Carta Olímpica promueve y de la que tanto ha hablado, pero parece nunca haber leído, y deja de buscar cómo afectar el desarrollo de nuestro deportistas, queriendo tomar un lugar que no le corresponde, al menos mantendrá la cabeza en alto.

Sé que nuestros atletas serán muy inteligentes para no dejar que estos conflictos les afecten. Recuerden cada uno de los minutos que han sacrificado para llegar a donde están y no permitan que nadie interrumpa el camino para cumplir sus objetivos.

Profesor. [email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios