Iniciativa ciudadana ‘Ley 3de3’

Manuel Clouthier Carrillo

La sociedad reconoce que la corrupción en México no es sólo un problema individual, sino colectivo, de corrupción organizada

En agosto de 2012 hubo una reforma constitucional que da carta de naturalización a varios derechos ciudadanos. Las reformas a los artículos 35 y 71 constitucionales nos hablan de derechos políticos tales como las candidaturas independientes, iniciativa ciudadana y la consulta popular.

Hasta antes de esta reforma sólo se podía participar en política electoral a través de un partido político. Con las candidaturas independientes, los mexicanos podemos votar y ser electos sin tener que hacerlo a través de un partido.

Con la consulta popular, los ciudadanos podemos ser consultados y votar un tema específico, que si cumple ciertas condiciones, tendrá efectos obligatorios para el gobierno. Hoy los mexicanos podemos presentar iniciativas de ley al Congreso cumpliendo ciertos requisitos para que el Poder Legislativo resuelva sobre ellas de manera obligada; a esto se le llama iniciativa ciudadana.

Recientemente un grupo de ciudadanos representativos de la sociedad civil organizada donde participaron entre otros José Roldán Xopa (CIDE), Jesús Cantú (ITESM), María Amparo Casar (CIDE), Juan Pardinas (Imco), Transparencia Mexicana, abogados de distintas universidades como ITAM y UNAM, decidieron preparar una iniciativa ciudadana de la Ley General de Responsabilidades Administrativas, que busca proveer herramientas necesarias para combatir las causas que han generado el incremento de la corrupción en México. La iniciativa invita a crear un nuevo sistema de responsabilidades administrativas, con pesos y contrapesos suficientes para evitar la impunidad en el combate a la corrupción.

En la corrupción, nos dice la exposición de motivos, hay una apropiación del poder recibido y violación del deber. Al funcionario público le es asignado un deber en el servicio público respecto del cual recaen obligaciones de cuidado y de logro de objetivos en beneficio de la sociedad.

Irma E. Sandoval, en su libro Corrupción y Transparencia, nos dice que “una precondición fundamental para el éxito de los cambios estructurales por los que atraviesa la gestión pública en México es sin duda el combate frontal a la corrupción”.

Reconociendo que lo que ha sucedido en nuestro país derivado de la cultura patrimonialista del ejercicio del poder es una privatización del Estado, Sandoval nos propone desprivatizar lo público y democratizar a la sociedad.

La iniciativa ciudadana que propone la sociedad reconoce que el problema de la corrupción en México no es sólo uno de corrupción individual, sino de corrupción organizada a través de redes integradas por servidores públicos, y que la evidencia de ese provecho ilícito no debe buscarse solamente en la formalidad de los procedimientos administrativos, sino en el enriquecimiento inexplicable.

Así, el artículo 12 de la iniciativa señala que “serán consideradas faltas administrativas graves constitutivas de corrupción: el soborno, la malversación, peculado y desvíos de fondos públicos; el tráfico de influencias, el abuso de funciones, el enriquecimiento oculto, la obstrucción de la justicia, la colusión, la utilización ilegal de información falsa o confidencial, el nepotismo y la conspiración para cometer un acto corrupto.

Y en el artículo 10 de la iniciativa en la fracción XIV, se señala que es obligación de todo servidor público “presentar con oportunidad y veracidad las declaraciones de situación patrimonial, de intereses y de impuestos en los términos establecidos por las leyes”.

Es este artículo 10 el que le ha dado el nombre popular a esta iniciativa que de manera vernácula se conoce como Ley 3de3, pero que en la realidad tiene alcances mucho más amplios para establecer las responsabilidades administrativas de los servidores públicos, sus obligaciones, las sanciones aplicables por los actos y omisiones en que estos incurran en los diferentes órdenes de gobierno.

Así, hoy los mexicanos tenemos la oportunidad de presentar la primera iniciativa ciudadana pero para ello necesitamos al menos 120 mil firmas de apoyo.

Si quieres contribuir al combate a la corrupción fírmale. Busca en tu comunidad los centros de acopio de firmas para esta iniciativa ciudadana.

Diputado federal independiente

@ClouthierManuel

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios