Se encuentra usted aquí

Pinochetismo

La reforma educativa es una reforma laboral, golpe que despoja a un millón 500 mil maestros de sus derechos laborales
02/06/2016
02:12
-A +A

Miles de maestros se manifiestan en diversas entidades de la República contra la llamada “reforma educativa”. Demandan diálogo, la respuesta inmediata es represión policiaca, detenciones y la amenaza: cese de 26 mil maestros que no aceptan la “reforma”. Peña Nieto declara, seguido por Nuño: “no habrá dialogo mientras no acepten la reforma educativa”, reiteran que la “reforma” es ley, tiene que acatarse. La brutal campaña mediática de televisoras y prensa descalifica por consigna gubernamental, todos los días satanizan a los maestros. Ocultan que la llamada “reforma educativa”, fue aprobada mediante Dictamen sorpresivo y violaciones procedimentales, y sus leyes secundarias fuera del recinto, en el desconocimiento general, sin análisis de nadie, es literalmente una reforma laboral, golpe que despoja a un millón 500 mil maestros de sus derechos laborales, establecidos por ley, reforma ilegítima contra derechos adquiridos, pactada con el PAN y el PRD, violando de la propia Constitución los artículos 3º y 123. Es receta de la OCDE, organismo internacional de demolición social, cuyo objetivo reconocido a nivel mundial es la privatización educativa, receta coreada por una organización elitista, reaccionaria, Mexicanos Primero, asentada en Televisa, enemigos de la educación pública. Peña y Nuño exhiben su talante dictatorial: guerra mediática y el peso del Estado, ministerios públicos y jueces aleccionados, el amparo negado, compelidos los maestros a aceptar un estatuto amenazante y privatizador de la educación pública. ¿Cuál es su defensa legítima? Nuño condiciona el diálogo a que acepten lo que quieren discutir, contrasentido, ultimátum, la leyes sí se discuten, se reforman, se derogan. “Pinochetismo”, disfrazado de defensa de los niños, cínica manipulación de la opinión pública; no buscan una indefinida “calidad de educación”, buscan convertirla en negocio privado.

El mandato de la OCDE contraviene al artículo 3º, nuestro concepto histórico de educación: “democrática, sistema de vida fundado en el constate mejoramiento económico, social del pueblo; nacional, para la comprensión de nuestros problemas, el aprovechamiento de nuestros recursos, la defensa de nuestra independencia política, económica, y la continuidad y enriquecimiento de nuestra cultura, el desarrollo integral de la persona”. La OCDE impone una educación carente de valores democráticos, nacionales, conforme al interés del neoliberalismo transnacional, hacer de los educandos simple capital humano, empleados silentes útiles para servir a las empresas. Esta es la “reforma Peña”, destruir nuestro sistema educativo que ha construido con enorme esfuerzo la nación mexicana. Además de eliminar el sentido mismo de nuestra educación, como lo perciben los maestros, implanta un sistema para sustituir a aquellos formados en esta cultura educativa histórica. Aunque nieguen que sea persecutoria, lo demuestran al declarar tener a 26 mil maestros para sustituir a los normalistas.

Nuño, represor exhibicionista, olvida ser secretario, exhibiendo una suprema ignorancia educativa. Nuño está obligado a respetar la Constitución so pena de incurrir en responsabilidades: viola el derecho a la información, al impedir la discusión pública de este tema que a todos atañe; viola la libertad de expresión de maestros, su libre manifestación, al utilizar a las policías federales y locales, “encuatado” con Mancera, para desalojarlos de lugares públicos y expulsarlos, contra su voluntad, a sus lugares de origen; viola el derecho de audiencia, de petición, al que está obligado como funcionario público. Su estrategia de minimizarlos ha fallado; no es “un pequeño grupo defensor de privilegios”, es una organización que reclama sus derechos, lo que tiene que respetarse y atenderse. Cínicamente se apoya en la Dirección del SNTE, sin autoridad, prisionera, amenazada de cárcel. Los inconformes son todos. Peña y Nuño entenderán que ninguna reforma puede aplicarse sin los maestros. Negarles la audiencia y perseguirlos fracasará, se revertirá. Se equivocan si creen que quien les aplaude es el pueblo.

Senador de la República

Manuel Bartlett
Manuel Bartlett Díaz nació el 23 de febrero de 1936, en la Ciudad de Puebla.