Suscríbete

Nuevos liderazgos para un nuevo país

José González Morfín

Si hoy le preguntan a usted ¿está contento o conforme con la realidad que vive México? estoy seguro de que diría que no. Y no es cuestión de caer en pesimismos radicales o en críticas políticas de coyuntura

Si hoy le preguntan a usted ¿está contento o conforme con la realidad que vive México? estoy seguro de que diría que no. Y no es cuestión de caer en pesimismos radicales o en críticas políticas de coyuntura. Es cuestión de entender el potencial que tiene nuestro país y las oportunidades que no estamos aprovechando como sociedad. Hoy priva un ambiente de incertidumbre en lo económico y de gran temor ante problemas sociales arraigados como la violencia, la corrupción y la impunidad. Hay también un gran enojo ciudadano ante una cultura del abuso que se ha adueñado de lo público y que, disculpas más, disculpas menos, sigue prevaleciendo como sello del poder.

Hay una brecha enorme entre el México que queremos y el México en el que vivimos. Una brecha entre la economía moderna y competitiva que queremos y la economía de crecimiento débil, lento e informal que tenemos. Una brecha entre la sociedad más justa y ordenada que queremos y la sociedad desigual, insegura y arbitraria que hemos construido. Y qué decir de la brecha entre las instituciones de gobierno transparentes, eficientes y sensibles a las demandas ciudadanas que queremos y las instituciones opacas e ineficientes que nos hemos dado.

¿Qué podemos hacer para cerrar estas brechas? ¿Dónde está la parte que podemos aportar para acercarnos al país próspero, libre, justo y seguro que todos queremos?

Parte de la respuesta está en la formación de nuevos liderazgos gubernamentales. México necesita, con urgencia, mujeres y hombres con una nueva visión, que estén decididos a tomar las riendas de las instituciones públicas.

Con esa convicción, la Universidad Panamericana ha dado un paso fundamental para la formación de nuevos líderes en el sector público con la apertura de la nueva Escuela de Gobierno y Políticas Públicas, de la cual he sido nombrado director.

Con esta nueva escuela, la UP busca convertirse en un referente nacional en tres dimensiones: la solidez académica de sus egresados, especialmente en áreas clave para el quehacer público como el Derecho y la Economía. La visión humanista, con graduados que no hablen de valores, sino que vivan sus valores. Y la fortaleza ética, que se debe convertir, en mi opinión, en un sello distintivo de los funcionarios públicos provenientes de la Escuela de Gobierno de la Universidad Panamericana.

Además de los posgrados como la Maestría en Gobierno y Políticas Públicas, vamos a ofrecer, a partir de agosto de 2016, una nueva licenciatura con un programa de estudios sólido, atractivo y novedoso que comience a darle renombre a este nuevo proyecto educativo. Estamos consolidando una planta académica de primer nivel, que seguramente responderá a las expectativas de estudiantes, padres de familia y del mercado profesional. Y también nos habremos de abocar a la creación de redes en gobiernos e instituciones públicas para fortalecer la experiencia educativa y práctica de nuestros estudiantes.

Estoy convencido de que en la educación está el camino que hay que ir abriendo para México. Por eso, he aceptado con mucha alegría y orgullo la invitación a formar parte de la comunidad universitaria de la Universidad Panamericana. Invito a todos los jóvenes que están comenzando su último año de bachillerato a acercarse a la UP y conocer más de esta nueva opción educativa. El reto es grande, pero estoy seguro de que, trabajando en equipo, bajo la visión y los valores de la Universidad Panamericana, lograremos construir la mejor escuela de gobierno y políticas públicas de México, para formar los nuevos liderazgos que exige un nuevo país.

Abogado.

@jglezmorfin

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios