Se encuentra usted aquí

Alcaldes y cambio climático

La lucha contra el cambio climático requiere de la acción conjunta entre sociedades y científicos y autoridades responsables
25/11/2016
02:05
-A +A

Donald J. Trump es un presidente precavido: ha protegido ya sus numerosos campos de golf de cualquier eventualidad a causa del alza en los niveles del mar como consecuencia del cambio climático.

El histórico Acuerdo de París sobre el Cambio Climático apunta a asegurar que el calentamiento de la Tierra permanezca inferior a dos grados centígrados, nivel que los científicos consideran necesario para alejar los impactos del cambio climático. Entró en vigor el 4 de noviembre de 2016.

Apenas cuatro días después Trump resultó electo. Él dice que el cambio climático es ‘un cuento chino’ inventado para disminuir la competitividad de la manufactura estadounidense.

Trump difundió un memorándum sobre las acciones que se propone emprender durante sus primeros cien días a partir del 20 de enero de 2017. El punto siete dice: cancelar los miles de millones de dólares que Estados Unidos da a los programas sobre cambio climático de la Organización de las Naciones Unidas, y usar ese dinero para reparar la infraestructura hídrica y ambiental del país.

La verdad es que Estados Unidos da 10 millones de dólares al año a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático —cuya secretaria ejecutiva es hoy Patricia Espinosa, ex canciller mexicana— creada en 1992 bajo un tratado global firmado por el presidente George H. W. Bush.

En el equipo de Trump hay numerosos negacionistas, quienes rechazan que el cambio climático sea antropogénico; es decir, niegan que se deba a la acción humana.

Del 30 de noviembre al 2 de diciembre se llevará a cabo en la Ciudad de México la Cumbre de Alcaldes C40.

Las ciudades representan el 70% de las emisiones de gases de efecto invernadero del mundo.

¿En vísperas de la cumbre de CDMX, Iniciativa Ciudadana para la Promoción de la Cultura del Diálogo, AC, ha compendiado un excelente dossier de información y análisis: http://media.wix.com/ugd/82d74e_627925cd25ec48a0bdd236a28ebf0e17.pdf

Las grandes ciudades se han convertido en la punta de lanza del activismo internacional. Son actores de los asuntos internacionales por derecho propio, aunque las relaciones exteriores se mantengan como facultad exclusiva de los gobiernos nacionales.

Este dossier presenta testimonios de las experiencias de Chicago, Estados Unidos; Ciudad de México; La Paz, BCS; París, Francia; Quito, Ecuador; y Río de Janeiro, Brasil, instrumentando medidas de mitigación y modelos sostenibles de construcción, movilidad y servicios públicos.

Entre 2016 y el año 2050 es imperativo dejar sin tocar en el subsuelo al menos dos terceras partes de las reservas probadas de combustibles fósiles, para mantener el cambio climático bajo el umbral aprobado de dos grados centígrados. Ello significará que los propietarios de dichas reservas tendrán que sacrificar billones de dólares de utilidades —un verdadero desafío al status quo.

Es más fácil firmar acuerdos y promulgar leyes que cumplirlas, sobre todo cuando hay que sacrificar enormes ganancias. Se pueden obtener victorias en el campo jurídico e incluso electoral y cultural; sin embargo, como advierte la activista canadiense Naomi Klein, aun triunfando en otros ámbitos corremos el riesgo de que las grandes corporaciones del sector energético fósil se nieguen a instrumentar regulaciones que implican modificar de raíz formas de producción agresivas contra la Tierra y sus habitantes.

En suma, la lucha contra el cambio climático requiere de la acción conjunta de sociedades organizadas y movilizadas, que trabajen junto con científicos y autoridades responsables, en defensa de la vida en el planeta.

Profesor asociado en el CIDE.
@ Carlos_Tampico
Carlos Heredia Zubieta
Nació en Tampico, Tamaulipas. Desde 2009 es profesor investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), donde coordina el Programa de Estudios de Estados Unidos.

Comentarios

 
 

MÁS EN OPINIÓN