Marihuana y salud

Arnoldo Kraus

Marihuana y salud, marihuana y Medicina, marihuana y legalización, marihuana y adicción son realidades y urgencias. Marihuana y salud es también el nombre de un libro, bienvenido y necesario, coordinado por Juan Ramón de la Fuente (Coeditado por la UNAM, FCE y la Academia Nacional de Medicina, octubre de 2015), quien, junto con sendos textos de siete académicos —Deni Álvarez, Rodolfo Rodríguez, Luciana Ramos, Óscar Prospéro, Francisco Mesa, Gady Zabicky y Mario Melgar—, penetran los últimos recovecos de la Cannabis sativa, fuente de la marihuana y del hachís, y fuente interminable de foros, debates, intentos de legalización, y múltiples referencias en medios de comunicación y en revistas médicas.

Hablar y leer sobre marihuana es necesario. El número de usuarios en México, sus daños, sus usos en la Medicina, los incontables millones de pesos generados por su cultivo, los innumerables muertos, y el primer acercamiento para su legalización, convierten a Marihuana y salud en lectura imprescindible. El libro, de fácil lectura, invita a cualquier persona interesada en el tema. Políticos —sobre todo—, salubristas, usuarios de marihuana, médicos, miembros de Organizaciones no Gubernamentales y padres de familia encontrarán en él respuestas.

Autores y editores conjuntaron esfuerzos con éxito. Los resultados saltan a la vista. Hacer fácil lo difícil es tarea compleja. En Marihuana y salud esa labor se cumple. Penetrar sus páginas enriquece. Seis ejes construyen el texto. Desde la botánica hasta la marihuana medicinal, haciendo hincapié, inter alia, en la epidemiología del consumo, en los factores de riesgo asociados al uso, abuso y dependencia de marihuana, en su impacto biológico, psicológico y social, en los efectos de la marihuana sobre el sistema nervioso central, en la marihuana ante la ley y la penalización de su uso, en la prevención del consumo problemático y en el manejo terapéutico integral del usuario problemático de marihuana. El lenguaje sencillo, no siempre científico, acompañado por innumerables recuadros en negritas donde se resaltan datos cruciales, así como las gráficas, facilitan la lectura. El índice analítico y el glosario —ocupa 20 páginas— guían al lector; quien desee profundizar en alguno de los temas, encontrará 72 páginas con aproximadamente 800 referencias variopintas, sustanciosas, diversas, muchas recientes.

La calidad y profundidad del libro refleja el trabajo, explica Juan Ramón, de un grupo de estudio organizado, a lo largo de veinte meses por el Seminario de Estudios sobre la Globalidad. “La magnitud, las tendencias y los factores asociados al consumo de marihuana, tanto en México como en el mundo deben conocerse con objetividad… Puesto que se trata de un proceso complejo (que puede llegar a ser patológico en algunos casos, pero no en todos), tanto la información como la educación, así como la prevención, el diagnóstico, el tratamiento y la rehabilitación, se convierten en fundamentos necesarios para la aproximación rigurosa y sensible que el tema demanda”, escribe de la Fuente en la introducción. A lo largo de 456 páginas los autores ofrecen los argumentos necesarios para estimular la discusión y para generar nuevas preguntas.

Parte de la sabiduría encerrada en Marihuana y salud, radica en su neutralidad: ofrece, sin maniqueísmos, argumentos suficientes para construir criterios ad hoc acerca “de lo bueno y lo malo” de la marihuana; otra virtud, es que la lectura siembra dudas.

Recojo algunas citas: “La exposición prenatal a la marihuana tiene un efecto negativo sobre el desarrollo del lenguaje, el razonamiento verbal y la memoria durante los primeros años de vida”; “La marihuana es una excelente opción en pacientes con náusea y vómito que no responden satisfactoriamente a otro tratamiento”; “La convivencia y cercanía de la familia con el usuario disminuye el riesgo de que un sujeto emplee marihuana”; “Los individuos que consideran que el consumo de marihuana no conlleva riesgos son más propensos a desarrollar un consumo problemático”; en las conclusiones finales, leo, “La evidencia científica disponible explica y da soporte al uso medicinal de la marihuana, y ahora se acepta que su administración en ciertas enfermedades da lugar a efectos terapéuticos definidos, significativos”.

Aunque seguramente el Seminario no consideró prudente agregar un capítulo sobre el problema de la violencia y el narcotráfico —apenas hay 4 páginas dedicadas a narcomenudeo—, a algunos lectores nos hubiese gustado un capítulo dedicado al tema.

Sociedad y políticos deben reflexionar acerca de los múltiples vericuetos sobre la marihuana. Marihuana y salud abre las puertas.

Notas insomnes. Marihuana y salud se convertirá en hito. Quien lo hojee o lo lea, concordará (creo) conmigo.

 

Médico

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios