17 | SEP | 2019
Las negociaciones del Brexit quedan estancadas después del amargo vals de Salzburgo
Un manifestante anti-Brexit ondea banderas de la Unión Europea y de la Unión Europea - Photo:Simon Dawson/REUTERS

Las negociaciones del Brexit quedan estancadas después del amargo vals de Salzburgo

28/09/2018
15:51
Gabriel Moyssen
Ciudad de México
-A +A
A medio año del Brexit el 29 de marzo de 2019, el riesgo de un divorcio entre el Reino Unido y Bruselas proyecta su sombra después del rechazo del plan Chequers de la primera ministra británica, considerado “inviable” por sus 27 socios de la Unión Europea

Read in English

A medio año del Brexit el 29 de marzo de 2019, el riesgo de un amargo divorcio entre el Reino Unido y Bruselas proyecta su sombra después del rechazo del plan Chequers de la primera ministra británica Theresa May, considerado “inviable” por sus 27 socios de la Unión Europea (UE).

La semana pasada en Salzburgo, Austria, una de las cunas del vals y lugar de nacimiento de Mozart, la cumbre europea fue unánime en su oposición al plan Chequers, adoptado por May y su gabinete en julio al costo de varias renuncias, entre ellas las de los impulsores claves del rompimiento con el bloque, Boris Johnson (Relaciones Exteriores) y David Davis (secretario de Estado para Salir de la UE), quienes compararon el acuerdo con “el estatuto de una colonia”.

Se esperaba este resultado, ya que la propuesta delinea un convenio aduanal para evitar una “frontera dura” en Irlanda mediante la creación de un área de libre comercio UE-Reino Unido, con el segundo apegándose a un “libro de reglas comunes” para mercancías, sin incluir servicios.

Sin embargo, Bruselas insiste en que no debe existir una frontera física en Irlanda y quiere que la provincia británica del norte de la isla—que votó en contra de abandonar la comunidad en 2016—permanezca esencialmente dentro de su Unión Aduanera.

Donald Tusk, Presidente del Consejo Europeo, afirmó durante la cumbre informal que el proyecto de May necesita replantearse, mientras que su colega francés, Emanuel Macron, en el papel del dirigente más poderoso del bloque dada la posición debilitada de la canciller federal alemana, Angela Merkel—si bien su propia popularidad se ha hundido—aseguró que el voto para dejar la UE fue promovido “por quienes predijeron soluciones fáciles. Son unos mentirosos”, en alusión a Johnson y sus aliados.

De vuelta en Downing Street, May, declarada por los medios británicos como una víctima de humillación, exigió “respeto” a sus contrapartes e indicó que sólo ofrecen dos opciones para una relación económica tras el Brexit.

Una implicaría que el país se mantenga en el área común y en una unión aduanera.

“Esto significaría que aún tendríamos que acatar todas las reglas de la UE, que continuaría la inmigración descontrolada y que no podríamos realizar acuerdos comerciales con otras naciones”, enfatizó.

La segunda opción es que Irlanda del Norte siga siendo parte del bloque comercial, lo que la dividiría del resto del Reino Unido.

“Es algo que nunca aceptaré; de hecho, a mi juicio es algo que ningún premier británico aceptará”, añadió May.
 

Artículo

¿Pueden México y otros países emergentes compensar la pérdida del mercado europeo para el Reino Unido?

Desde la campaña para abandonar la Unión Europea en 2015, al público británico se le ha dicho que la pérdida eventual del acceso irrestricto al mercado común puede ser compensada mediante nuevos acuerdos de libre comercio con las economías emergentes
¿Pueden México y otros países emergentes compensar la pérdida del mercado europeo para el Reino Unido?¿Pueden México y otros países emergentes compensar la pérdida del mercado europeo para el Reino Unido?

Mejor que un mal acuerdo

Al describir el estado de la negociación como un “estancamiento”, también resaltó que “nadie quiere un buen acuerdo más que [ella]”, pero “que no llegar a un acuerdo es mejor que llegar a un mal acuerdo”.

Algunos observadores apuntaron que el discurso de May fue un intento de ganar posiciones rumbo a la Conferencia del Partido Conservador que tendrá lugar del 30 de septiembre al 3 de octubre en Birmingham, en particular después de que Johnson y Davis, quienes podrían desafiar su liderazgo, respaldaron un proyecto rival para un “rompimiento limpio” con la UE preparado por el Instituto de Asuntos Económicos.

El documento advierte que el plan Chequers haría imposible alcanzar un trato comercial con Estados Unidos.

El tiempo se acaba, no obstante, y la “hora de la verdad” llegaría en la cumbre europea programada para el 18 de octubre, de acuerdo con Tusk.

En una señal de que el gobierno de May comienza a enfrentar la realidad, Sajid Javid, Secretario del Interior, reveló planes para garantizar acceso ilimitado a los migrantes europeos por más de dos años después de un Brexit sin acuerdo.

Cualquier ciudadano comunitario que arribe entre marzo y septiembre de 2021 podría vivir temporalmente en Gran Bretaña con sólo mostrar su pasaporte y pasar una revisión de antecedentes criminales.

La medida es necesaria para proteger a la economía, pues los migrantes europeos cubren muchas vacantes en áreas cruciales como atención médica, construcción y agricultura.

Además, el Ministerio del Interior, que es responsable de las fronteras británicas, carece de la capacidad para empezar a procesar a cada persona que llegue al país.

En el frente económico, Gran Bretaña se mantiene en buena forma, con una tasa de desempleo de 4% en julio.

Solo Alemania tiene un nivel menor en la Eurozona con 3.4%, al tiempo que en Francia, Italia y España es de 9.1%, 10.4% y 15.3%, destacó el sondeo Eurobarómetro.

No obstante, la incertidumbre por el Brexit está cobrando su precio y la encuesta de tendencias industriales CBI, que mide la actividad manufacturera del país, señaló que la producción disminuyó en los tres meses previos a septiembre y que las órdenes de exportación de las empresas fueron las más bajas desde octubre de 2017.

La misma incertidumbre ha propiciado que Francia aliste medidas para conservar sus fronteras abiertas y el transporte con Gran Bretaña en funcionamiento ante el escenario de un desacuerdo.

Al igual que Tusk, Macron desea un arreglo en la cumbre de octubre y cree que las pláticas no deben alargarse hasta noviembre, subrayó uno de los asistentes del mandatario.

En Londres, el campo a favor de la permanencia en la UE incrementa su presión sobre el Partido Laborista, que efectúo su conferencia anual en Liverpool esta semana, para que un eventual acuerdo sea sometido a votación popular.

El líder opositor Jeremy Corbyn y otras voces influyentes parecían más inclinados a impulsar una elección adelantada, pero los delegados aprobaron una moción afirmando que el laborismo “debe apoyar todas las opciones sobre la mesa, incluso hacer campaña para una votación pública”.

Agrega que si May logra negociar un acuerdo para el Brexit con la UE, el gobierno “no debe temer someterlo al público”.
 

Artículo

Las negociaciones del Brexit provocan otra crisis en el gobierno del Reino Unido

Una nueva crisis política surgió en el gobierno del Reino Unido encabezado por Theresa May, tras la renuncia de dos figuras principales de su gabinete, debido a su oposición al “acuerdo de Chequers” para el retiro de la Unión Europea
Las negociaciones del Brexit provocan otra crisis en el gobierno del Reino UnidoLas negociaciones del Brexit provocan otra crisis en el gobierno del Reino Unido

Editado por Sofía Danis
Más artículos de Gabriel Moyssen

Mantente al día con el boletín de El Universal