Se enfrentan "Voto Chilango" vs "Tinaco Tricolor" en el Monumento a la Revolución

Marco Rascón, candidato del Partido Humanista, dijo que el espectáculo tuvo el objetivo de generar conciencia en la ciudadanía para que reflexione su voto

Marco Rascón realiza show de lucha libre en Monumento a la Revolución
Foto: Berenice Fregoso / EL UNIVERSAL
Elecciones 2018 12/05/2018 21:56 Sandra Hernández Actualizada 22:10

CDMX.- En el ring de la Ciudad de México, en busca del poder, se subieron a pelear candidatos a la Jefatura de Gobierno y líderes territoriales de Morena y el PRD.

En el Monumento a la Revolución, a un costado del edificio de la CTM, la organización priísta se instaló un cuadrilátero, donde lucharon de dos a tres caídas el "Voto Chilango", en representación de la libertad del sufragio, y el "Tinaco Tricolor", defensor de la coacción y compra del voto. El referee "INE", de blanco, equilibraba la pelea.

Con su traje rosa y la imagen de un colibrí en el pecho, Voto Chilango aplicó una llave a Tinaco y logró ganar el primer round; sin embargo, éste se recuperó y, con su traje, en el se leía Morena, PRD, PAN y PRI, dio un golpe certero de entrega de dádivas para ganar el segundo round.

112_pelea3.jpg
Foto: Berenice Fregoso / EL UNIVERSAL 

Por su parte, el actor Daniel Giménez Cacho, director de la película “Un día sin mexicanos”, Sergio Arau y el candidato por el Partido Humanista, Marco Rascón, narraron la pelea, al tiempo que el referee "INE" también golpeaba a Voto Chilango; sin embargo, el luchador de rosa se repuso con lo que ganó el tercer round y el primer encuentro.

En seguida, unas siamesas llamadas "Claudia, la Regente", y la "Jefa Alejandra" salieron hacia el cuadrilátero, ambas pelearon entre sí y discutieron sobre la tragedia del Colegio Rébsamen.

Tras ellas llegó un Chapulín verde, representante de aquellos funcionarios que saltan de puesto en puesto.

El "Tomate" de Coyoacán y el "Camarón" de Iztapalapa completaron el cuadro. Ambos villanos, de acuerdo con los narradores, hacen de las suyas en esas delegaciones, donde el "Tomate" avienta sillazos.

Al cuadrilátero arribó "Súper María" a favor de la legalizacion de marihuana. Los zombies de Saguayo llegaron con sus carteles a favor del acceso al agua.

Minutos después, se presentó la pelea estelar entre Superbarrio, interpretado por un joven que supuestamente lucha por el agua, la sustentabilidad, las causas sociales y los derechos, y Batman, con el logo del PRI a favor de la familia única. Este anti héroe estuvo acompañado por dos representantes del Ku Kux Klan.

Ambos se enfrentaron a muerte y una llave de democracia aplicada a Batman le permitió a Superbarrio ganar el primer round.

112_pelea2_0.jpg
Foto: Berenice Fregoso / EL UNIVERSAL

Los narradores pidieron imparcialidad al referee "INE" cuando se dieron cuenta de que apoyaba a Batman.

El murciérlago le dijo a Superbarrio que aceptara su ayuda, pero la rechazó.

Si bien, Batman ganó el segundo round; Súperbarrio, personaje creado por Marco Rascón, resultó victorioso.

Al final logró quitarle la máscara y dejó descubierto la cara del candidato priista Mikel Arriola.

El show electoral concluyó con la participación de Francisco Barrios, "el Mastuerzo" del grupo Botellita de Jerez, quien con una banda presidencial tricolor cantó: "¡Quiero ser presidente para ver qué se siente. Soy mas honesto, soy muy corrupto, robaré lo más que pueda, pero eso es honestidad y tienen que votar por mi".

Finalmente, el candidato por el Partido Humanista, Marco Rascón, subió al escenario y dijo que el espectáculo tuvo el objetivo de generar conciencia en la ciudadanía para que reflexione su voto con miras a la elección del 1 de julio.

El grupo musical Sonora Herencia Dinamita amenizó el encuentro.

Comentarios