Precandidatos recorren el país con poca seguridad

Anaya y López Obrador rechazan vigilancia; custodia a Meade, según el foro y tipo de acto
El precandidato del PRI, PVEM y NA, José Antonio Meade Kuribreña (de espalda), es resguardado por un equipo de seguridad conformado por integrantes del Estado Mayor Presidencial (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
10/02/2018
03:30
Horacio Jiménez, Misael Zavala, Ariadna García y Alberto Morales
-A +A

[email protected]

Los aspirantes a la Presidencia de la República han optado por esquemas de seguridad discretos, sin escoltas privadas, sólo algunos con elementos del Estado Mayor Presidencial (EMP), a pesar de que la legislación prevé que pueden solicitar este tipo de dispositivos.

Cuando el precandidato presidencial de la coalición Por México al Frente, el panista Ricardo Anaya Cortés, tiene gira fuera de la zona conurbada de la capital del país, utiliza sólo vuelos comerciales y en sus trayectos no se hace acompañar de elementos del EMP o escoltas privados que le cuiden las espaldas.

Incluso, ha declarado que no necesita seguridad especial que lo resguarde y prefiere que la seguridad se le brinde a los ciudadanos, en lugar de a los aspirantes presidenciales.

En algunas giras, cuando debe hacer recorridos por tierra, sobre todo cerca de la Ciudad de México, alguna camioneta acompaña su vehículo y los escolta. Comúnmente, Anaya Cortés ocupa el lugar del copiloto en sus trayectos de tierra.

Sin embargo, ya en los estados en los que ha tenido encuentros con militantes del PAN, PRD y MC, los propios panistas, perredistas o integrantes de Movimiento Ciudadano colaboran con la campaña y le proporcionan vehículos para sus traslados, así como elementos de seguridad que le ayudan, sobre todo en la logística y en los trayectos.

Por otra parte, en Colima, entidad con altos índices de violencia, la seguridad del senador Jorge Luis Preciado escoltó a Anaya Cortés en todas sus actividades.

De manera paralela, cuando visitó Acapulco, Guerrero —también con altas cifras de inseguridad—, el hotel en el que realizó su acto masivo con militantes fue custodiado por un fuerte dispositivo de seguridad con elementos de las secretarías de la Defensa Nacional y Marina, quienes resguardaban el inmueble.

La discreción de Meade. El equipo de campaña del precandidato presidencial de la coalición que integran PRI, PVEM y NA, José Antonio Meade, optó por un esquema de seguridad discreto, pero que se fortalece e incrementa en número considerablemente de acuerdo con las actividades y foros. Su primer cinturón de seguridad lo forman al menos una decena de elementos, aunque sólo dos de ellos están cerca del ex secretario de Hacienda para una enventual situación.

En su primer círculo de protección hay elementos del EMP, encargados de esa tarea desde que era funcionario federal. No lo rodean por completo, lo vigilan. No portan armas y se dividen en dos: los de avanzada y los que viajan con él.

AMLO, sin vigilancia. Para la etapa de precampaña, Andrés Manuel López Obrador, de Morena, PES y PT, rechazó la seguridad que la Secretaría de Gobernación (Segob) le ofreció para sus recorridos por el país.

La custodia y seguridad del precandidato presidencial por la coalición Juntos Haremos Historia está a cargo de militantes de Morena, que son organizados por las dirigencias del partido en cada uno de los estados que visita. Cuando el tabasqueño viaja por tierra se traslada en una camioneta Suburban blanca.

Al respecto, Yeidckol Polevnsky, dirigente nacional de Morena, afirmó que él se ha negado con el argumento de que la gente lo cuida.

“Quisiéramos que tenga mayor seguridad, pero él se niega”.

COMENTARIOS