Guerra de lodo en último debate

21/06/2018
|
02:54
|
Los siete aspirantes a gobernar la Ciudad de México echaron mano de todo para convencer a los capitalinos y que les den su voto el próximo domingo 1 de julio (IVÁN STEPHENS. EL UNIVERSAL)

Guerra de lodo en último debate

21/06/2018
02:54
Gerardo Suárez, Eduardo Hernández, Diana Villavicencio, Phenélope Aldaz y Sandra Hernández
-A +A
Mikel acusa a colaborador de Sheinbaum de explotación sexual; Barrales dice que si la morenista le prueba corrupción, renuncia

En la última oportunidad para convencer a los capitalinos, los siete candidatos a la jefatura de Gobierno apostaron por los ataques entre sí, con señalamientos de supuestos hechos de corrupción que incluso salpicaron a sus colaboradores.

Durante el tercer debate, el candidato del PRI, Mikel Arriola, acusó a Claudia Sheinbaum de tener como coordinador de campaña al diputado local José Alfonso Suárez del Real, quien dijo está vinculado a un caso de explotación sexual hacia una menor de edad y recibir cuotas hasta por 270 mil pesos al mes.

“Hablando de corrupción denuncio a esta persona, José Alfonso Suárez del Real de que, según las madrotas Soledad Ramírez y Alejandra Gil, le entregaron cuotas de 150 pesos diarios por cada niña explotada y eran 60”, describió Arriola.

Mientras, el candidato tricolor mostraba una lámina en la que el legislador aparecía junto a Andrés Manuel López Obrador y a Shienbaum Pardo. “Claudia, ¿qué nos comentas al respecto?”, inquirió.

La morenista minimizó la acusación. “Que se investigue lo que se tenga que investigar, viniendo del PRI me parece muy raro”, reviró y prefirió centrar sus ataques contra Alejandra Barrales, a quien acusó de ser parte de un “gobierno corrupto” y enlistó una serie de compras a sobreprecio como camiones de basura, luminarias y chalecos, entre otros.

Alejandra Barrales respondió que las críticas son un reflejo del coraje y sentimiento de venganza, porque el ex mandatario Miguel Ángel Mancera “no aceptó tapar las corruptelas de la Línea 12 del Metro”.

Luego, Sheinbaum mostró el reportaje de una revista en la que se señala a Barrales de actos de corrupción y le advirtió que “el servicio público no es para tener casas en Miami, departamentos en las Lomas o Acapulco (...) no es para servirse”.

“Te reto a que compruebes un solo acto de corrupción en toda mi trayectoria. Renuncio a mi candidatura, pero si no lo pruebas renuncia tú para que digas la verdad y no vengas a mentir a la gente”, reviró Barrales.

Al salir del debate, la morenista dijo que es “absurdo” el reto.

Por primera vez, la candidata del Partido Verde, Mariana Boy, se lanzó contra el abanderado del PRI.

“No puedo dejar de cuestionar al candidato del PRI por su incongruencia de hacer promesas en su campaña; cuando fue director del IMSS le incumplió al país con los vales de medicinas”, señaló.

El candidato del Partido Humanista, Marco Rascón, arremetió contra Mikel Arriola, a quien le dijo que “debe ser horrible levantarte por la mañana sabiéndote príista”.

También fustigó a Claudia Sheinbaum y le preguntó: “¿En qué momento te volviste Delfina Gómez?”, en alusión a la ex candidata de Morena a la gubernatura del Estado de México, y advirtió que si gana las elecciones las decisiones las tomará Andrés Manuel López Obrador.

La candidata de Nueva Alianza Purificación Carpinteyro, atacó en varias ocasiones a Sheinbaum sobre el caso del colegio Enrique Rébsamen y el segundo piso del Periférico.

“Serás muy científica, pero de tecnología no sabes nada”, reprochó Carpinteyro, quien se levantó de su lugar y hasta manoteó frente a la ex jefa delegacional de Tlalpan.

La candidata independiente Lorena Osornio festejó con pastel su cumpleaños 50.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios