Playas semivírgenes y pinturas rupestres en Mulegé

playas_semi_virgenes_santa_rosalia
Destinos 15/08/2018 00:30 Viridiana Ramírez Actualizada 07:47
Guardando favorito...

Santa Rosalía es un paraíso escondido entre el mar y el desierto de Baja California Sur

La compañía francesa El Boleo, S.A. explotó los yacimientos de cobre; construyó casas, iglesias y escuelas para las familias de sus funcionarios, como para las familias de sus obreros. (Foto: Fitucomul)

Guardando favorito...
playas_semi_virgenes_santa_rosalia

Santa Rosalía es un pueblo de estilo mexicano-francés, inspirado en las localidades de la Francia del siglo XIX. (Foto: Fitucomul)

Guardando favorito...
playas_semi_virgenes_santa_rosalia

Puedes escalar una de las paredes del volcán Tres Vírgenes dentro de la Reserva de la Biósfera El Vizcaíno. (Foto: Fitucomul)

Guardando favorito...
playas_semi_virgenes_santa_rosalia

[email protected]

Epidemias y una inundación que arrasó con las tierras de cultivo provocaron que Santa Rosalía, en Mulegé, se convirtiera en un pueblo fantasma. La única sobreviviente de aquel fatídico 1828, fue misión jesuita, construida en el siglo XVIII. Ahora forma parte de la Ruta de las Misiones de la Baja y Alta California, que va desde Cabo San Lucas hasta San Francisco (Estados Unidos).

mulege_casona.jpg (Foto: Istock)

Este oasis del mar de Cortés recobró su esplendor cuando Porfirio Díaz permitió la fundación y explotación de la mina de cobre El Boleo. El pueblo se convirtió en una ciudad arquitectónicamente similar a París, con construcciones de hierro forjado e incluso con una obra del mismísimo Gustave Eiffel, la iglesia de Santa Bárbara, en el corazón de Santa Rosalía.

Bondades de la Madre Tierra
La riqueza del pueblo va más allá de los restos de su antigua mina: a tan solo 65 kilómetros se localiza la cueva San Borjita, enclavada en la Sierra de San Francisco. A este escenario donde se mezcla el desierto y el mar, se puede llegar en mula o a caballo para admirar las pinturas rupestres más antiguas de América, con siete mil 500 años de antigüedad, superando las localizadas en el río Pecas, en Texas.

destinos_santa_rosalia_mulege_bcs_5_2.jpg (Foto: Fitucomul)

Hacia el norte, en un viaje de 33 kilómetros por la Carretera Transpeninsular, se puede escalar una de las paredes del volcán Tres Vírgenes que forma parte de la Reserva de la Biósfera El Vizcaíno. En la zona encontrarás pequeñas pozas de aguas termales y cabañas rústicas para pasar la noche.

La majestuosidad del mar de Cortés se admira mejor en el sur de Santa Rosalía, donde se encuentra Bahía Concepción. Este paraíso está conformado por playas semivírgenes, como El Requesón, El Coyote y El Burro, donde es posible esnorquelear con mantarrayas y comer almejas chocolatas recién sacadas del mar.

También en el sur, en la localidad de San Bruno, se organizan paseos en pequeñas lanchas para llegar a Isla San Marcos, rodeada por antiguas minas de yeso. Aquí se ofrecen recorridos en kayak o esnórquel para admirar una barrera coralina habitada por caballitos de mar.

De Santa Rosalía no te puedes ir sin visitar la panadería El Boleo, fundada en 1901. Utiliza recetas de panaderías tradicionales de Francia y hornea en cavidades de barro.

panaderia_campeche.jpg (Foto: FITUCOMUL)

Cómo llegar
En autobús, desde La Paz: 999 pesos, boleto sencillo. Tiempo estimado de viaje: nueve horas.

En autobús, desde Loreto: 371 pesos, boleto sencillo. Tiempo estimado de viaje: tres horas
www.reservamos.mx

Actividades
Choya Tours y Baja Challenge Tours organizan circuitos de uno a cinco días en Santa Rosalía.

Temas Relacionados
mar de Cortés
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios