Lo que no sabías del “Cristo Redentor”

¿Sabías que tiene los brazos desiguales para resistir vientos de hasta 150 km/h?

datos_cristo_redentor
El Cristo Redentor fue seleccionado como una de las 7 Maravillas del Mundo Moderno en 2007. (Foto: Istock)
Destinos 16/10/2018 01:01 Viridiana Ramírez Actualizada 01:01
Guardando favorito...

“El Cristo Redentor” se ubica sobre la cima del morro del Corcovado, uno de los cerros principales del Parque Nacional de Tijuca, en Río de Janeiro, considerado como “la selva urbana más grande del mundo”. En el siglo XVI, los primeros conquistadores portugueses bautizaron el morro como “Pico de la Tentación”, en honor a la montaña donde, según la Biblia, Jesucristo fue tentado por el diablo. Un siglo después, se le cambió el nombre por Corcovado, haciendo referencia a su forma, la cual emula a una joroba.

La vista
A diferentes alturas, se construyeron varias plataformas de observación para tener una vista de Río de Janeiro de 360°, desde el Cristo Redentor. Agosto se considera la mejor época para encontrar cielos despejados y poder contemplar desde aquí las playas de Ipanema y Leblon, y el estadio Maracaná.

Brazos desiguales
El brazo izquierdo es 40 centímetros más pequeño que el derecho; la diferencia de medidas fue diseñada a propósito para que la escultura sea capaz de resistir vientos de hasta 150 km/h. El rostro, dirigido un poco hacia abajo y a la izquierda, también fue planeado estratégicamente para que parezca que la imagen está resguardando a la ciudad.

cara_cristo_0.jpg (Foto: Archivo El Universal)
Insignia bendita
La escultura que simboliza el espíritu religioso de la ciudad de Río de Janeiro fue concebida por el padre Pedro María Boss y la Princesa Isabel de Portugal, a mediados del siglo XIX. Sin embargo, la idea se retomó hasta 1921, como parte de las celebraciones del centenario de la independencia de Brasil. Su construcción inició cinco años después, bajo la dirección del ingeniero Heitor da Silva Costa, el artista plástico Carlos Oswald y el escultor francés Paul Landowski.

226 escalones debes subir para llegar hasta el pedestal.

1,200 toneladas pesa el “Cristo Redentor.

1931 año en que fue inaugurado.

2007 año en que fue seleccionado como una de las 7 Maravillas del Mundo Moderno.

¡Sí tiene pies!
Se asoman por debajo de la túnica. Los visitantes no pueden apreciarlos por el gran tamaño de la base donde fue colocado. Otro detalle que no es fácil de observar es la corona de espinas que lleva en la cabeza, que a su vez funciona como pararrayos.

Parque Lage
Pocos saben que se puede ascender a la cima del morro del Corcovado caminando desde su base. La caminata parte desde el Parque Lage, situado en el barrio Jardim Botanico, y tiene una duración de dos horas y media, aproximadamente, dependiendo de la condición física del visitante. El sendero cuenta con cascadas y un palacio de estilo romano que funciona como la Escuela de Artes Visuales.

vista_cristo.jpg (Foto: Istock)

templo_riojaneiro.jpg (Foto: Istock)

El tren del ascenso
En la actualidad, se puede llegar al “Cristo Redentor” a bordo de pequeños trenes eléctricos suizos, desde la estación Cosme de Velho. El trayecto te interna 20 minutos cuesta arriba por la Sierra Carioca, dentro de Tijuca. Puedes observar monos capuchino y colibríes.

tren_electrico.jpg (Foto: Viridiana Ramírez)

La compra de boletos se debe hacer con previa reservación; la taquilla no vende entradas para el mismo día.

Costo: 75 reales (381 pesos mexicanos, aproximadamente). www.tremdocorcovado.rio
 

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios