5 leyendas macabras sobre el lado oscuro de la Navidad

No todos los personajes son tan tiernos como Rodolfo el Reno. Conoce estos seres mitológicos de la temporada navideña

Seres macabros: el lado oscuro de la Navidad
¿Conoces al Krampus? Foto: Istock
Destinos 09/12/2020 00:09 Fer Rocha CDMX Actualizada 00:10
Guardando favorito...

El personaje más famoso de la Navidad es, por supuesto, Santa Claus, un hombre bonachón de barba blanca que recorre todo el globo terráqueo en trineo llevando felicidad y regalos a los niños que han sido buenos en todo el año. Pero, ¿sabías que la Navidad tiene su lado b? En esta época del año también surgen seres oscuros...

Desde bestias que se roban a los niños o duendes envidiosos que le arruinan la Navidad a otros, la temporada decembrina tiene sus relatos más oscuros, y nosotros en Destinos te compartimos las leyendas de 5 personajes macabros de la temporada.

Krampus, la bestia secuestradora de niños

personajes_navidad_2_0.jpgFoto: Istock

Krampus es una famosa y terrorífica criatura del folclor de los países alpinos como Suiza y Austria, muy anclada al imaginario popular de su población. La leyenda cuenta que este ser demoniaco es el ayudante malvado de San Nicolás -equivalente a Papá Noel o Santa Claus- y, por tanto, el responsable de castigar a aquellos niños que han sido desobedientes. Su cometido es capturar a los pequeños más traviesos, introducirlos en su saco y llevarlos a las profundidades abismales del infierno para comérselos. 

La tradición revela que el demonio Krampus aparece en la madrugada del 5 de diciembre merodeando las calles en lo que se conoce como la Noche del Krampus: Krampusnacht, en alemán. Este terrible ser puede ir solo o en compañía de San Nicolás (sí, aunque no lo creas) y hace notar su presencia haciendo sonar cadenas oxidadas o cencerros a su paso.

Lee también: Krampus, el ayudante malvado de Santa Claus

En cuanto a su apariencia física, es como un fauno con cuernos de lengua roja y cabellera negra, pelaje oscuro que cubre todo su cuerpo y patas de cabra. No podrías dudar que se trata de un demonio. En postales, cuentos y películas de televisión suele llevar una canasta o saco en la espalda para capturar a sus víctimas. Hoy en día la leyenda ha recobrado fuerza motivando su aparición en televisión, en algunos videojuegos y en diversas películas de miedo de los últimos años.

En sus países de origen, quieren prohibir la figura mitológica de Krampus debido a su crueldad.

Jólakötturinn, el gato que te come si no recibes ropa nueva

personajes_navidad_3.jpgFoto: Istock

Este minino gigante y atemorizante es el famoso Gato Yule (Jólakötturinn), un monstruo mitológico de Islandia que, en época navideña, busca devorar a quienes no hayan recibido ropa nueva para usar durante la víspera de Navidad, puesto que es una tradición para las familias nórdicas recibir una prenda como regalo, como recompensa por terminar los deberes en tiempo y en forma. Los niños flojos o desobedientes que no hayan cumplido con sus tareas, también reciben la visita del macabro Yule.

Lee también: 7 extrañas tradiciones navideñas en el mundo.

La amenaza de ser comido por el gato fue un instrumento para atemorizar antiguamente a los trabajadores y obligarlos, de alguna manera, a terminar de procesar la leña de otoño antes de Navidad. A los jornaleros productivos se les obsequiaba ropa, mientras que los flojos e incumplidos eran cazados por este diabólico michi. 

Otra leyenda cuenta que Yule se asoma por las ventanas de las casas: si ve regalos que contienen prendas nuevas para los niños, a estos los deja tranquilos; si no, es señal de que ahí vive alguien que merece un escarmiento por desobendiente. En su versión más light, el gato solo se roba los dulces de quienes no cumplen con lo que tienen que hacer.

Grýla, un monstruo nórdica del saco

Otro ser malvado de la Navidad que pone los pelos de punta (tanto de las mitologías islandesa como de la irlandesa y de las islas Feroe, en Dinamarca), es Grýla, criatura femenina que se oculta en las montañas. Cuando llega la época navideña baja a los pueblos y caza a los niños que no se han portado bien.

Su mascota es, ni más ni menos, el gato Yule. Estos personajes se utilizaron para sembrar miedo entre niños (para que fueran obedientes) y adultos que, además de poco trabajadores, no eran bondadosos con el prójimo.

Lee también: Así se celebra la Navidad en 5 lugares del mundo

Se dice que la demoniaca Grýla se casó tres veces y que vivía con su último marido, Leppalúði (otro monstruO), en una cueva en los campos de lava de Dimmuborgir, en Islandia, con una veintena de hijos y el gato Yule.

Los poemas y las canciones nórdicas, así como relatos orales, obras de teatro y producciones culturales están repletas de la presencia de esta siniestra y temible criatura cuya imagen se acerca a la de un horrible troll, siempre de mal humor

El origen de la leyenda de Grýla se remonta al siglo XIII pero, hasta 1746, se declaró un decreto que prohibió la difusión de este mito por su crueldad y afán de asustar a los niños.

Los 13 jólasveinarnir o los 13 'santas' de Islandia

Existen unas criaturas que son los amigos de la Navidad y hacen el papel de Santa Claus dejando regalos a cada niño según su comportamiento. Estos 13 seres pueden dejar juguetes o, por el contrario, llenar los calcetines de los niños de verdura podrida. 

Los 13 Santas de Islandia es una de las leyendas que se también fue prohibida, ya que estos amigos de la Navidad, aunque dejan regalos a los niños, no dudan en hacer bromas bastante pesadas que enfurecen a cualquiera. Además, a veces se describen como monstruos que devoraban a niños que habían sido traviesos a lo largo del año.

El Grinch, el duende malvado que robó la Navidad

Aunque no es una leyenda popular, el Grinch es un duende que merece aparecer en el listado por su fama asociada a la Navidad. Este personaje de ficción fue creado por el Dr. Seuss, apareciendo por primera vez en un  libro infantil de 1957, ¡Cómo El Grinch robó la Navidad!

El Grinch es definido como una criatura peluda y envidiosa  que vive en una cueva en lo alto de una montaña, al norte de Villaquién, el hogar de los felices y afectuosos Quien, a los que decide robar todos sus regalos de Navidad.

Si ya conoces la historia, el final viene con moraleja, ya que este monstruo gruñón se percata de que la Navidad va mucho más allá de los adornos y regalos, decidiendo devolver todo lo robado a los Quien para que al final sea recibido con afecto y su corazón aumente de tamaño. 

Temas Relacionados
leyendas Navidad
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios