Construyen una ciudad de hielo en China

El festival se realiza desde 1963. (Foto: Istock)
Destinos 20/12/2017 19:40 Staff Actualizada 19:41

Los artistas levantan enormes esculturas de las Cataratas del Niágara o la Gran Muralla China

Las bajas temperaturas de la ciudad de Harbin en China, permiten que las esculturas de hielo se mantengan varios meses en pie. (Foto: Istock)

Las bajas temperaturas de la ciudad de Harbin en China, permiten que las esculturas de hielo se mantengan varios meses en pie. (Foto: Istock)

Se esculpen maravillas naturales y monumentos icónicos. (Foto: Istock)

Se esculpen maravillas naturales y monumentos icónicos. (Foto: Istock)

Con el agua desionizada, el hielo tiene más transparencia y los colores resaltan más por las noches. (Foto: Istock)

Con el agua desionizada, el hielo tiene más transparencia y los colores resaltan más por las noches. (Foto: Istock)

A finales de febrero las esculturas comienzan a derretirse. (Foto: Istock)

A finales de febrero las esculturas comienzan a derretirse. (Foto: Istock)

Cada año, durante el invierno, miles de turistas se dan cita en Harbin, China, pese a las bajas temperaturas que alcanzan hasta los 24 grados bajo cero, para contemplar un conjunto de esculturas de hielo que por las noches se iluminan con brillantes luces de colores.

A partir del 5 de enero se celebra el Festival Internacional de Esculturas de Hielo y Nieve, donde Artistas de diferentes nacionalidades dejan volar su imaginación para crear figuras gigantes que representan algo emblemático de país, por ejemplo un Buda, castillos, la Gran Muralla China, la Torre Eiffel y hasta una Catedral de Notre Dame.

El festival obtuvo el Record Guinness  en 2007 por la escultura de nieve más grande del mundo, de 250 metros de longitud y un volumen de 13 mil metros cúbicos. Se trataba de una réplica de la Cataratas del Niágara y el Estrecho de Bering.

Para esculpir las figuras se requieren de motosierras para cortar cubos de hielo;  los detalles se realizan con picahielos.

El lugar se divide en dos:  la zona creativa que le da la oportunidad a los asistentes de disfrutar toboganes y otras actividades, y el “Mundo del Hielo y la Nieve” donde se levantan estas creaciones y donde hay artistas que enseñan a los pequeños a esculpir en hielo.

Por las noches, un baile de luces de colores ilumina las estatuas y para lograr un mejor efecto, se usa agua desionizada que le permite al hielo tener mayores transparencias.

El festival llega a su fin en febrero, pero ¿qué pasa con las esculturas? Nadie va a destruirlas, dejan que se derritan poco a poco.  

Comentarios

 

Video