Uno de tus peinados favoritos podría hacer que te duela la cabeza y la espalda

Este suele ser uno de los peinados más cómodos y cool para llevar tu pelo recogido, pero también podría ocasionar algunos problemas de salud, según los expertos

pelo
Darle un plus a tu cabello puede ser algo que afecte tu salud / Foto: Pexels
De última 12/03/2021 14:00 Fer Rocha CDMX Actualizada 14:21
Guardando favorito...

Cuando se trata de darle otra perspectiva a tu look no es necesario recurrir a otras prendas, pues puede que lo que en verdad necesitas sea un peinado con el que te sientas cómoda y atractiva. 

Si hacemos un recuento de tooodos los peinados que conocemos para no perder el estilo y que apueste por la comodidad, tenemos a la famosa ponytail, los chongos altos, el uso de pinzas para pelo y hasta las diademas; pero pueden ser un arma de doble filo para ti, en caso de abusar de ellas. 

Los expertos señalan que hay peinados que podrías beneficiar la caída del pelo, dolores de cabeza y hasta daños en la columna. Por eso mismo aquí en De Última tenemos todos los detalles que debes conocer para que cuides tu cuerpo mientras no pierdes el estilo. 

peinados.jpg
Foto: Pexels 

Leer también: 5 accesorios de pelo que jamás pasan de moda  

Según el portal web de la clínica brasileña Mais Coluna, una investigación del doctor David Porto, señala que debemos descartar el peinado de chongo de todas las opciones que hay para darle ese plus de estilo a tu cabellera y en particular a la hora de dormir o tomar un descanso.  

El doctor llegó a esta conclusión debido a que este peinado no deja el espacio para que acomodes tu cabeza y cuello en una superficie completamente plana para su descanso. Los chongos altos o peinado de cebolla logran que tu pelo no desacomode con el paso de las horas, pero debes tener en cuenta que la fuerza con lo amarras y los productos que usas para fijar el pelo pueden ser una mezcla nada agradable no solo para la postura de tu espalda, también tu cabellera puede comenzar a sufrir. 

chongo.jpg
Foto: Pexles 

Esto no quiere decir que te digamos “no te peines y anda con una melena muy a la Janis Joplin”, pero debes ser consciente de que la cabeza merece ciertos descansos de cada peinado. Pongamos un ejemplo, si de siete días todos ocupas una coleta alta o un chongo de cebolla no das el espacio para que tu pelo descanse y la cosa se agrava si duermes con el chongo, pues no es bueno para tu postura y para la coloumna vertebral.

Ahora, la parte de los accesorios para pelo es algo que nadie toma en cuenta, pero debe ser algo en lo que pongas mucha atención. Normalmente pensamos que estos nos tienen talla o son completamente elásticos, pero hay algunos que lastiman tu cabeza y pueden trozar tu pelo cuando los uses y los retires. 

Ten en cuenta que si la diadema te lastima o la calidad de los materiales es poco confiable es mejor que pases de ellos por muy atractivos que sean. 

Leer también: Cómo hacer la trenza del dragón 

Recuerda que la caìda del pelo es algo normal, pues según los datos obtenidos en el sítio web de Kérastase, el 88% de las mujeres encuestadas para un estudio sufre la pérdida de su pelo y, de esta cifra, el 40% son menores de 35 años y confirma que es normal perder entre 60 o 100 cabellos diarios, pero si tu caso es de grandes cantidades y lo notas en todos lados es urgente que vayas con un dermatólogo para que cheques esa caída tan dramática de pelo. 

Ahora, si sientes dolores en tu espalda y ya dejaste de peinarte y dormir con chongos, recuerda que podrías tener una mala postura. Mayo Clinic sostiene que el dolor de espalda es una de las razones más comunes por las que las personas acuden al médico o faltan al trabajo, y una de las causas principales de discapacidad en el mundo.

Asegura que en la mayoría de los casos, el dolor de espalda mejora progresivamente con el tratamiento en el hogar y el cuidado personal, generalmente en unas pocas semanas. Si notas los siguentes síntomas en tu espalda y cuerpo es necesario que contactes un doctor para tratar tu dolor y esto no pase a mayores. 

Persiste después de un par de semanas
Es intenso y no mejora con el descanso
Se extiende a una o ambas piernas, especialmente si se prolonga por debajo de la rodilla
Provoca debilidad, entumecimiento u hormigueo en una o ambas piernas
Está acompañado de pérdida de peso sin causa aparente

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios