"Yo invité a mi esposa a trabajar en Cultura... porque fue maestra de primaria": Manuel Negrete, alcalde de Coyoacán

Crimen y Castigo

"Yo invité a mi esposa a trabajar en Cultura... porque fue maestra de primaria": Manuel Negrete, alcalde de Coyoacán
Manuel Negrete. Foto: Archivo El Universal
Cultura 07/08/2020 01:52 Periodistas Cultura Actualizada 11:39

El alcalde de Coyoacán, Manuel Negrete, resolvió por fin las dudas acerca del lugar que ocupa su esposa en la dirección de Cultura en Coyoacán. Como le contamos hace unos meses, la esposa del alcalde, Jacqueline Arch Tirado, tiene incluso una oficina en la Casa de Cultura Jesús Reyes Heroles. Pero ayer, en una sesión en línea para la comparecencia de la directora general de Cultura y Educación, Sandra Campero, el alcalde despejó dudas, cuando fue cuestionado por el concejal Jorge Calvo.

También lee: Sin aval del INAH, Coyoacán hace obras en Zona de Monumentos

El exfutbolista comenzó por exaltar las cualidades de ella como maestra y especialista en cultura —“ha tomado muchos diplomados y cursos”—. Y luego justificó durante los últimos minutos del evento: “Yo le dije que me ayudara. Me metí, y sí, los cambios eran necesarios... A mí me gustan los perfiles. ¡No me gusta la gente que está por dedazo! Los cambios los voy a seguir haciendo por las atribuciones que tengo. Sé que se va a quejar mucha gente, es parte de la labor que tenemos como alcaldía... son cambios que no son necesarios avisarlos. Sí, mi esposa me está ayudando en el área de Cultura, no está cobrando, yo le estoy ayudando en ese sentido, pero es por pasión, por gusto. Yo le dije a nuestra directora (Sandra Campero) que por favor, que estuviera ahí, y están haciendo un buen trabajo, diferente, que se está viendo en resultados. Si no les gusta que esté mi esposa en algún lugar, pues ni modo: eso no es de gustos sino de capacidades. Me va a seguir ayudando porque su perfil es ese. No tienen otra actividad, no tiene otra profesión más que la cultura y la educación, porque fue maestra de primaria y secundaria... Ahí está la contestación”. ¿Cómo le quedó el ojo, querido lector?

También lee: El diálogo se congeló en Cultura en Coyoacán

Temas Relacionados
Crimen y Castigo

Comentarios