Sismos dejan 702 iglesias afectadas

La CDMX, Morelos, Puebla, Chiapas y Oaxaca son las entidades con más templos dañados, reporta la CEM
La Parroquia de Santa Veracruz, ubicada en Avenida Hidalgo, presenta grietas y desprendimientos en sus campanarios. (YADÍN XOLALPA. EL UNIVERSAL)
27/09/2017
00:23
Astrid Rivera
-A +A

[email protected]

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) ha identificado, hasta el momento, 702 iglesias afectadas en 15 diócesis por los sismos del 7 y 19 de septiembre; las entidades con mayores daños son la Ciudad de México, Morelos, Puebla, Chiapas y Oaxaca.

La Arquidiócesis de Puebla ha registrado 163 templos dañados; la diócesis de Morelos, 89; la Arquidiócesis de Antequera, Oaxaca, 32; la diócesis de Tehuantepec, 71; la de San Cristóbal de las Casas, 19; en la Arquidiócesis de Tuxtla Gutiérrez la mayoría de los templos reportan agrietamientos, en la diócesis de Tapachula tienen daños menores, pero aún no se terminan de cuantificar los daños.

En la Arquidiócesis de México se tiene un registro de 80 iglesias dañadas, que requerirán intervención del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) por tratarse de propiedad federal. Ocho templos están cerrados por afectaciones estructurales.

Se tratan de la Parroquia de Nuestra Señora de Loreto, la de Santa Veracruz, la Parroquia de Santa Cruz y Soledad, la de Nuestra Señora de los Ángeles, toda ellas en el Centro Histórico de la CDMX; en Tlatelolco, la Iglesia de Santiago Apóstol, en la Plaza de las Tres Culturas; en Xochimilco, las iglesias de San Gregorio y San Bernardino; así como el templo de Milpa Alta y de Cuajimalpa.

Al hacer un recorrido por algunas de estas iglesias, EL UNIVERSAL constató las afectaciones del sismo en estos recintos, lo cuales presentan grietas en sus fachadas principales, en los campanarios y sus cúpulas se fragmentaron.

La Parroquia de Santa Veracruz, en Avenida Hidalgo, tiene daños en sus campanarios y en la estructura interna; luce ladeada, con grietas en los campanarios y en la fachada principal. Su estructura original fue edificada en 1568, pero este edificio fue sustituido en el siglo XVIII, que es el que subsiste. La mayoría de su decoración interior ha sido modificada, resguarda el Cristo de los Siete Velos y la Virgen de los Remedios.

Las instalaciones de la Parroquia de Nuestra Señora de Loreto, en la calle de San Ildefonso, presentan una pronunciada inclinación y daño en columnas de carga. Este templo fue la última iglesia importante construida durante el periodo colonial, fue edificada entre los años 1806 y 1819.

Hugo Valdemar, vocero de la Arquidiócesis, explicó a EL UNIVERSAL que en los últimos días han realizado un conteo de los templos dañados para entregarlo al INAH, que será el encargado de llevar a cabo las reparaciones, y que no se tiene una cifra del costo que podrían alcanzar pues no se han realizado los peritajes correspondientes.

“Nos han explicado que se debe entregar el informe y ellos gestionen los fondos del FONDEN, hay una partida de gastos emergentes, ayudará a lo más inmediato”, por ahora.

INFORMACIÓN RELACIONADA