Pese a denuncia del INAH, subastan arqueología mexicana en París
Máscara de "jadeita o serpentina" de Teotihuacan. Foto: tomada del catálogo de la casa de subastas Millon

Millon consuma venta de piezas arqueológicas mexicanas pese a denuncia del INAH

22/01/2020
10:21
México
Antonio Díaz y Frida Juárez
-A +A
Una máscara que proviene de Teotihuacán era la pieza mexicana más costosa del catálogo, sin embargo se vendió por debajo de su valor estimado

Read in English

Millon consumó la venta de piezas arqueológicas de origen mexicano, pese a que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) presentó una denuncia contra la casa de subastas el 3 de enero. 

Esta mañana –hora de México, 15 horas en París, Francia–, la casa de subastas puso a la venta 53 piezas originarias de México.

Una de las piezas era una máscara de “jadeíta o serpentina”, que en el catálogo de Millon estaba ubicada como Lote 52 y descrita como una creación que proviene de Teotihuacan y pertenecía al Periodo Clásico (200-650 d.C.).

La máscara que mide 16x17 centímetros estaba valuada entre 80 mil y 120 mil euros; sin embargo, durante la puja fue vendida por 75 mil euros, alrededor de un millón 400 mil pesos, a precio de martillo.

Además de la máscara, Millon indica en su catálogo que el comprador también será acreedor a los estudios que le realizaron el investigador Caspar, de la Universidad Católica de Louvin, en 1999, así como el realizado por Philippe Blanc, de la Universidad Pierre y Marie Curie.

Otra de las piezas vendidas, fue el lote 99, que se trataba de un “acróbata contorsionado” con un sombrero  de cono que de forma simbólica apuntaba hacia el cielo y que de acuerdo con Millon, es originaria de Colima y habría sido fabricada entre los años 100 y 250 d.C.

Se esperaba que el “acróbata” fuera vendido entre los 2 mil y 3 mil euros a precio de martillo; sin embargo, solamente alcanzó mil 400 euros, es decir, alrededor de 28 mil pesos. 

subasta_arte_prehispanico_2.jpg
Foto: tomada del catálogo de la casa de subastas Millon

En la subasta también se puso a la venta el lote 84, figurilla de 17.5 x 5.6 centímetros que representa a Chaak, dios maya de la lluvia y fabricado en el periodo Clásico Reciente (600-800 d.C.).

La figurilla maya del dios maya tenía un precio de salida de 3 mil euros y al final fue vendida en 3 mil 900, sin contar comisión.

subasta_arte_prehispanico_3.jpg
Foto: tomada del catálogo de la casa de subastas Millon

Otra de las piezas vendidas fueron un par de estatuillas que representan a un hombre y una mujer. Él porta en una de sus manos un hongo alucinógeno, mientras que en la otra porta un abanico triangular. 

101.jpg
Foto: tomada del catálogo de la casa de subastas Millon

Por otro lado, la mujer tiene en un hombro un contenedor “chamánico, probablemente para preparar los hongos”. La pareja es originaria de Ixtlán del Río, Nayarit, con una datación entre los años 100 y 250 d.C. 

Se esperaba que la pareja ubicada con el lote 101 fuera comprada por un valor de entre 2 mil 400 y 2 mil 800 euros, pero al final superó esa cifra y fue vendido por 3 mil euros, es decir, alrededor de los 618 mil pesos, a precio de martillo.

También lee: Pagan más de 25 mdp por arte precolombino 

La venta de piezas arqueológicas se realizó pese a la denuncia que interpuso el INAH ante la Fiscalía General de la República desde el 3 de enero, como informó el arqueólogo Alejandro Bautista, subdirector del Registro de Monumentos Arqueológicos Muebles del Instituto. 

Para la denuncia, Bautista dijo que el INAH realizó un dictamen que consistió en la revisión del catálogo de Millon y en el que encontraron 53 bienes procedentes de México: “Sin embargo, se llegó a la conclusión de que sólo 28 eran de carácter arqueológico, es decir, elaborados en la época prehispánica, 22 son de reciente manufactura y hay tres piezas que no están ilustradas en el catálogo, por lo que no fue posible estudiarlas”.

En la subasta  de 136 piezas también se puso a la venta patrimonio de otros países como Colombia, Ecuador, Perú y Costa Rica.

fjb

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios