21 | AGO | 2019
Orquesta del Teatro de Bellas Artes
Orquesta del Teatro de Bellas Artes. Foto: Archivo EL UNIVERSAL

Ponen a revisión el salario de la dirección artística de la Orquesta del Teatro de Bellas Artes

23/04/2019
21:37
Alida Piñón
Ciudad de México
-A +A
En noviembre pasado concluyó el contrato de Srba Dinic al frente de la agrupación y el INBA informa que se analiza el sueldo con "las normas de austeridad de este gobierno"

El INBA reconoció a través de un comunicado que el contrato como director artístico de Srba Dinic al frente de la Orquesta de Teatro de Bellas Artes (OTBA), no fue renovado porque pese a que en un inicio se consideró su permanencia, fue “necesario hacer la revisión de sus percepciones de acuerdo con las normas de austeridad de este gobierno”.

De acuerdo con el Portal de Obligaciones de Transparencia, el contrato del concertador para el año 2016 fue de 102 mil 400 dólares, con un tipo de cambio de 22 pesos el monto en pesos fue de 2 millones 252 mil 800 pesos. En 2015 su pago fue de 166 mil 954 dólares, con un tipo de referencia de 15.50, el monto en pesos fue de 2 millones 587 mil pesos. Ambos contratos fueron por sus servicios como director artístico “de los eventos operísticos programados por la Compañía Nacional de Ópera”.

Por sus servicios como director de orquesta para las funciones no relacionadas con la Ópera, recibió en 2016 otro contrato por 59 mil 733 dólares, a un tipo de cambio de 22 pesos el monto en pesos fue de 1 millón 314 mil pesos por las funciones y ensayos de las obras “Giselle” y “Sueño de una noche de veranos” que presentó la Compañía Nacional de Danza en el Palacio de Bellas Artes en 2016.

En enero pasado Lucina Jiménez, directora general del INBA, indicó a EL UNIVERSAL que se estaban “redefiniendo los salarios de todas las compañías”. Incluso planteó la posibilidad de bajar salarios. “Hay una ley de remuneraciones que establece topes muy claros, todos los funcionarios están tasados bajo este criterio. En el caso de los artistas depende de su forma de contratación, porque hay algunos que cumplen funciones de servicio público a lo largo de todo el año. Cuando se trata de proceso creativo lo que estamos haciendo es identificar los tabuladores internacionales más comunes para tener parámetros”, dijo la funcionaria en enero pasado.

El 3 de abril en la columna de Crimen y Castigo de la sección Cultura de EL UNIVERSAL se informó que el contrato del concertador serbio que llegó a México en 2013 concluyó en noviembre pasado y  no fue renovado para este año y que la OTBA tenía programado manifestar su desacuerdo a través de la lectura de una carta previo al inicio de la temporada de El amor distante en el Palacio de Bellas Artes. La intención de leer el documento la mantuvieron durante las cuatro funciones.

Sin embargo, los músicos fueron disuadidos de realizar su protesta desde la primera función cuando fueron visitados por Lucina Jiménez y por Alejandra Frausto, secretaria de Cultura, media hora de la función. Entonces, acordaron una reunión para que los músicos pudieran expresar sus inquietudes, entre ellas, el deseo de continuidad en la dirección artística y la negativa a ser dirigidos por concertadores que no garanticen mantener el nivel que han conseguido en los últimos años.

Hoy el INBA confirma que la primera reunión la realizaron realizada el 8 de abril, a la que asistieron Lucina Jiménez; la Subdirectora General de Bellas Artes, Laura Ramírez Rasgado; el Subdirector General de Administración, Pedro Fuentes; el director artístico de la Compañía Nacional de Ópera, Alonso Escalante, así como integrantes de la OTBA, y se planteó “la necesidad de completar la Orquesta, la revisión del tiempo de ensayos en el Palacio de Bellas Artes, así como temas relacionados con la infraestructura de la que dispone la agrupación”.

En ese encuentro, reconoció el INBA, los músicos expresaron que desean la continuidad en la conducción y que manifestaron su preocupación ante el riesgo que pueda representar “la falta de armonía interna”.

Jiménez informó que el maestro Srba Dinic estuvo contratado hasta diciembre de 2018 como director concertador y se le contrató nuevamente para dirigir a la OTBA en la ópera La condenación de Fausto, con la intención de que se mantuviera al frente de la agrupación.

Sin embargo, señaló, no se ha llegado a un acuerdo específico con él, toda vez que es “necesario escuchar todos los puntos de vista para fortalecer el proyecto de la Orquesta como tema prioritario para el Instituto, además de que sería necesario hacer la revisión de sus percepciones de acuerdo con las normas de austeridad de este gobierno”.

Jiménez se comprometió a estar presente en dichas mesas de trabajo, la primera de las cuales será el miércoles próximo y a que éstas concluyan con un plan de trabajo que se elabore en conjunto entre los integrantes de la Orquesta, el titular de Compañía Nacional de Opera y la Subdirección General de Bellas Artes.

al
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios