17 | ENE | 2020
Luisa Valenzuela aplaude la fuerza de la lucha feminista en Latino América
Luisa Valenzuela recibió la medalla Carlos Fuentes en la 33 Feria Internacional del Libro en Guadalajara. Foto: Juan Boites

Luisa Valenzuela aplaude la fuerza de la lucha feminista en Latinoamérica

01/12/2019
17:28
Yanet Aguilar Sosa, enviada
Guadalajara
-A +A
Luisa Valenzuela recibió la medalla Carlos Fuentes en la 33 Feria Internacional del Libro en Guadalajara

En el discurso con el que Luisa Valenzuela abrió el Salón Literario Carlos Fuentes, latió fuerte la amistad, la admiración y la palabra del autor de “Aura”; sin embargo, la narradora argentina que ha dado varias luchas, aprovechó el espacio para referirse a la lucha feminista que ha recobrado una energía tremenda en América Latina.

“La quinta ola del feminismo arrasa como un  tsunami. Las mujeres en masa salen a las calles a reclamar por sus derechos en forma pacífica pero contundente, al punto que el cuestionado presidente de Chile las considera un peligro y la policía y los carabineros las reprimen con saña”, afirmó categórica Luisa Valenzuela antes de que Silvia Lemus, viuda de Carlos Fuentes, le entregara la Medalla con la que se rinde homenaje al narrador mexicano en la 33 Feria Internacional del Libro en Guadalajara.

Luisa Valenzuela se refirió a “Hay un violador en tu camino”, que dijo “es la canción-performance protesta que hoy ellas interpretan en masa y que se ha ido replicando en muchas ciudades del mundo: ‘El patriarcado es un juez/ que nos juzga por nacer/ y nuestro castigo es/ la violencia que no ves’”.

Y es que en su texto fue un reconocimiento a la literatura como territorio de libertad y en él no podía faltar su exigencia a que pare la violencia contra las mujeres. “Imparable es la que van cobrando las mujeres, junto con la aceptación de las diversidades”.

La autora de “Novela negra con argentinos” señaló: “Alentemos la irreverencia y la transgresión. La literatura nos lo ha enseñado siempre, desde uno u otro lugar. Ha llegado el momento de asumirlo plenamente en nuestra habla cotidiana. Reconocer y aceptar las diferencias, irles dando nombres que se irán ajustando, precisando, como una forma más de ingresar a un futuro transformativo, enriquecedor”.

al

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios