20 | ABR | 2019
La escritora Sabina Berman afirma que es una pensadora de izquierda, pues la lucha por las mujeres, la diversidad y una política que vea por el bien de todos han sido el eje constante de su vida. Foto: GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL

Gobierno de López Obrador está escuchando: Sabina Berman

15/03/2019
00:00
Yanet Aguilar Sosa
-A +A
Sabina Berman, quien preestrena Ejercicios fantásticos del Yo, afirma que aunque apoya al Presidente, como ciudadana sí es crítica

[email protected]

Los mexicanos estamos contándonos historias. Esa sentencia que la escritora y dramaturga Sabina Berman desmenuza en la ficción y en la realidad, dentro y fuera del teatro, es la que motiva su postura ante el acontecer nacional y ante la narrativa teatral; desde esa sentencia habla de México y del presidente Andrés Manuel López Obrador, y desde ella afronta la democracia y el acontecer político.

Berman se mueve sobre el escenario del Teatro Helénico, donde el próximo 21 de marzo estrenará su obra Ejercicios fantásticos del Yo, pieza que tendrá dos funciones de preestreno en formato de ensayo, abiertas a todo público y con descuento de 50%, mañana y el domingo. Berman da indicaciones, corrige, apunta movimientos sobre el texto teatral que habla de las identidades y del Yo, a partir de la vida, la obra y los heterónimos del poeta portugués Fernando Pessoa.

sabina_88717669.jpg
La puesta Ejercicios fantásticos del Yo de la dramaturga está basada en la vida, obra y heterónimos del poeta portugués Fernando Pessoa.
 

Luego baja del escenario y se confronta con el presente político y social, al que siempre está atenta; reitera su teoría de que los mexicanos estamos todo el tiempo en una discusión pública de narrativas distintas que son pura ficción aunque no nos lo confesemos. En esas narrativas, asegura, juega un papel fundamental el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien dice, abrió las fuentes de la narrativa.

“Ahora sí nos estamos narrando con la esperanza de que intuimos que algo va a cambiar, que el país está cambiando. Llevamos 18 años de espera impaciente e inútil donde nos prometieron que el país iba a cambiar mucho y cambió bien poquito; creo que es un momento muy propicio para México, obviamente como las cosas se están moviendo y muy rápido, es un momento peligroso; moverse es peligroso, la única manera de no correr peligro es quedarte sentado en tu casa, en la inmovilidad”, afirma.

La colaboradora de EL UNIVERSAL dice que siempre nos hemos estado contando historias, y que ahora lo que venimos a descubrir es que “la tan amada democracia tiene ese pecado original, que polariza los discursos y vuelve invidente la ficción de los discursos”. Y en esa reflexión de la realidad el teatro puede ayudar, y más la historia que ella cuenta sobre Fernando Pessoa en Ejercicios fantásticos del Yo, una pieza que estrenó el año pasado en Argentina, protagonizada por Gael García Bernal.

“Pessoa se adelantó un siglo y empezó a narrar nuestro tiempo; dijo: ‘El Yo es un cuento que nos contamos a nosotros mismos sobre quiénes somos’, y puesto que es un cuento por qué yo no me puedo contar que soy tres Yos, o diez Yo, o 33, y al final de mi obra llega lo más sutil de esa narrativa y dice Pessoa: ‘el Yo es nada, yo soy nada, nunca seré nada, no puedo pretender siquiera ser algo más que nada’. Nos está narrando a nosotros el siglo XXI donde descreemos de todas las narrativas, sabemos que todas las narrativas son hechizas, humanas, y están hechas con un propósito ulterior”, afirma la escritora.

Berman, quien está escribiendo una nueva obra de teatro sobre la democracia y ya tiene listo un volumen de cuentos largos basados en las fábulas que ha publicado en EL UNIVERSAL y que llevará el título Cuentos del otro lado de la ventana, dice que sus columnas en este diario le han abierto una nueva manera de trabajar, “la gente me comenta en Twitter, incluso me corrigen los finales, me ofrecen otros y todo eso me sirve”.

Entre el teatro y la realidad. Sabina Berman lleva la narrativa de su obra a la actualidad mexicana. “Al Presidente lo descarta la derecha por lo que va a hacer en cuatro años, por lo que va a ser Morena en 50, cuando sea el PRI ya con 50 años; o sea, obviamente nadie puede adivinar el futuro y sin embargo nuestra narrativa está llena de imposibles, como narrar el futuro o hablar de las verdaderas intenciones del Presidente, o lo contrario, los chairos defendiendo al Presidente por cosas también ficticias como decir ‘es Bueno, con B mayúscula, es el hombre más bueno del Universo, es la encarnación de Benito Juárez’ y entonces estamos contándonos historias”.

—Usted no deja lugar a dudas sobre de qué lado juega.

—Tengo ciertas posiciones fijas, una es unirme a la lucha, ya de un siglo, de las mujeres por la igualdad; lucho por la diversidad por la misma razón de que no creo en el Yo ni creo en las narrativas únicas; estoy en contra de la ideología, siento que la ideología es un instrumento para planear la realidad a futuro, pero es una narrativa.

Afirma que es una persona de izquierda porque quisiera que todos viviéramos mejor, no sólo unos cuantos. “La lucha por las mujeres, la diversidad y la política son los únicos lugares constantes de mi vida”.

La dramaturga es enfática al señalar que tiene una posición política de izquierda y de apoyo al gobierno y al Presidente. “Sí, yo voté por López Obrador como uno de cada dos mexicanos, pero considero que mi trabajo de ciudadana es criticar, es hacer un discernimiento entre lo bueno y lo malo, y cuando me parece que el Presidente se está equivocando, lo escribo de inmediato; pero la buena nueva es que hay un gobierno, hasta ahorita, a 100 días, que está escuchando”.

Acepta que vivimos un momento de gran esperanza. “Oye sólo son 100 días. Somos tan fatalistas los mexicanos que decimos ‘no, ya se tendría que haber arruinado todo a los 100 días’; un poco la sorpresa es ‘no nos engañó, no era marketing, ya lo sabíamos con Andrés Manuel’. Andrés Manuel lleva de candidato 18 años, desde que estaba regenteando la ciudad, ya lo conocemos los mexicanos y creo que nos sorprende tanto de que no era de mentiras”.

—¿Ha invitado a Andrés Manuel al estreno de su obra?

—No. ¿Él va al teatro? Pues que compre boleto, que nos sorprenda y que compre boleto, sería fantástico —dice, tras soltar la carcajada, tan crítica como sus textos periodísticos, su prosa y sus entrevistas para la TV, pero sobre todo y de manera tan crítica como lo es en cada una de sus obras de teatro: Moliere, Muerte súbita y Feliz nuevo siglo Doktor. Freud, porque es una mujer de teatro.

“El teatro es mi raíz y el esquema del teatro es lo que repito en todas partes, cuando hago una entrevista digo ‘primer acto, segundo acto, tercer acto’, me lo cuento así”, dice Berman, quien fue codirectora de la película Entre Pancho Villa y una mujer desnuda, con Isabelle Tardán, con quien hace mancuerna en Ejercicios fantásticos del Yo, obra en la que participa un gran equipo de creativos como Philippe Amand y Eliose Kazan, Claudia Lavista, Moisés Arizmendi y Fernando Bonilla, entre otros.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios