“Las mesas no son un espacio de desahogo”

Ayer, Patrimonio Intangible y Género fueron tema de los foros a que invita la futura secretaria de Cultura
“Las mesas no son un espacio de desahogo”
Mardonio Carballo y Pável Granados, en la mesa de diálogo titulada “Patrimonio Inmaterial y Culturas Populares”. (BERENICE FREGOSO. EL UNIVERSAL)
23/10/2018
00:24
Alida Piñón
-A +A

[email protected]

El Patrimonio Intangible es un espejo de la sociedad que surge de las clases populares y de las comunidades originarias del país, como una respuesta al mundo en el que vivimos; por eso, dijo el ensayista e investigador Pável Granados, no debe verse desde una perspectiva turística.

El poeta, actor y periodista Mardonio Carballo, quien fue propuesto para ser el titular de la Dirección General de Culturas Populares durante la próxima administración, y Granados, quien podría ser el siguiente titular de la Fonoteca Nacional, encabezaron la tercera mesa de diálogo titulada “Patrimonio Inmaterial y Culturas Populares”, que convocó el equipo de transición de Cultura, encabezado por Alejandra Frausto, quien será la titular de la Secretaría de Cultura en el siguiente sexenio.

“Tenemos que reconocer las diferencias, tendremos que hacer enroques culturales. Hay una máxima que dice que nadie puede apreciar lo que no conoce y es importantísimo conocernos ahora y aprender a construir un país que merece ser otro”, dijo Carballo.

Las ceremonias y festejos tradicionales, como la conmemoración de la Batalla de Puebla en el Peñón de los Baños, tendrían que ser declaradas patrimonio intangible; realizar un censo que permita conocer cuántos artesanos hay en México y cuáles son sus necesidades, revisar los derechos de propiedad intelectual, y hasta instaurar el Año Nuevo Mexicano fueron algunas de las propuestas de los asistentes. Granados propuso, entre otras cosas, documentar el patrimonio intangible, “conservar el patrimonio vivo y la huella que dejan en los archivos”.

Agenda complicada. En la mesa “Género en y desde la cultura”, que condujeron Lorena Wolfer y Andrea Medina, estuvo Alejandra Frausto, quien, tras intervenciones del público, celebró esta mesa porque, dijo, nunca antes había habido una sección de la Secretaría de Cultura que atendiera en un proyecto un programa de esta categoría y es fundamental. Comentó que aunque no ha visitado todas las mesas, sí las escucha. “Tenemos una agenda bastante complicada de aquí al 1 de diciembre y más pesada se va a poner”.

Insistió en que las propuestas serán parte de su programa: “Las mesas no son un espacio de desahogo sino un espacio de construcción. Y agradezco la respuesta y el interés de las personas que nos escuchan vía streaming y que siguen escribiendo al Twitter. Esta mesa de hoy es fundamental, el corazón de cada comunidad es la mujer y, entonces, alrededor de ello se tejerá de mucho mejor manera cualquier proyecto cultural”. (Con información de Kevin Aragón)

Mantente al día con el boletín de El Universal