24 | JUL | 2019
De asesor de discursos de Dolores Padierna a subdirector del Conacyt
Foto: davidledesmaferegrino.wordpress.com

De asesor de discursos de Dolores Padierna a subdirector del Conacyt

08/02/2019
00:26
Periodistas Cultura
-A +A
Crimen y Castigo

De asesor de discursos de Dolores Padierna a subdirector del Conacyt
David Alexir Ledesma, el nuevo subdirector y coordinador de comunicación e información estratégica de la máxima institución de ciencia en México, Conacyt, comenzó su meteórica carrera elaborando en 2016 los discursos de la entonces senadora Dolores Padierna, que para esa época ya había dejado atrás el bochornoso episodio de corrupción que llevó a su esposo a la cárcel después de que fue captado en video recibiendo dinero del empresario Carlos Ahumada. La fortuna le sonrió a David, de 29 años, que tras su paso por el Senado y como editor en el portal de noticias de Jenaro Villamil (nominado para ser director del Sistema Público de Radio y Televisión), tiene a su cargo la interlocución con medios nacionales e internacionales sobre especializados asuntos de investigación científica y tecnológica que, según López Obrador, son prioridad del país. Padierna, hoy vicepresidenta de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, estará orgullosa de su pupilo que aunque aún cursa el tercer semestre de la licenciatura de Comunicación ya tiene grandes responsabilidades públicas y un sueldo de 44 mil 366 pesos mensuales.

La prensa es la culpable de todos sus quebrantos

“¡Vientos nuevos soplan en este país!”, sentenció el funcionario de la Cuarta Transformación, Paco Ignacio Taibo II, hace unos días. ¡Oh, sí! ¡Y que esos vientos abran puertas, ventanas, cajones, y archiveros para honrar la transparencia! Nos cuentan que en este entusiasmo renovador hay quien siente que los vientos son más bien ventarrones que están creando caos institucional. Hace unos días, la subdirectora del INBA, Laura E. Ramírez Rasgado, se reunió con trabajadores para advertirles que no pueden seguir filtrando información a medios de comunicación, es más, les pidió que quien detecte que hay personal compartiendo datos, ¡los acusen con quien más confianza le tengan, faltaba más! Qué vientos nuevos ni qué nada, en el INBA creen que hay que capturar los pájaros en los alambres, clausurar las paredes que oyen, castigar a los mensajeros y dudar los unos de los otros. Ante este llamado nos surge la misma duda que asaltó a Monsiváis, “o ya no entendemos lo que pasa o ya no pasa lo que estábamos entendiendo”. ¿Y la honestidad valiente?, ¿y el cambio verdadero? De lo que se trata es de no andar de “traviesos”, de denunciar los actos de corrupción, de defender la transparencia y el acceso a la información, de informar a la sociedad. ¿O no? Nos recuerdan que la maestra Ramírez es de la vieja escuela noventera de la era priísta que creía que la ropa sucia se lava en casa, de modo que necesita tiempo para una actualizada en tres pasos. Mientras eso sucede, abrimos un espacio a los ciudadanos para que comparta con nosotros sus dudas, inquietudes y denuncias sobre su funcionario favorito. ¿Tiene evidencias de una irregularidad institucional?, escríbanos al correo: [email protected]om. Lo leeremos todo con mucha atención.

Porrúa se solidariza con los hombres y escandaliza las redes

A la propuesta de muchas empresas de participar en la campaña #NiUnaMenos con su apoyo a mujeres que se sientan en peligro, la editorial Porrúa se sumó desde la otra esquina: ofreció su apoyo al género masculino, pero lo que consiguió, sobre todo, fue encender las redes sociales: “Ser hombre no te hace menos vulnerable. Si sientes peligro o inseguridad, acude a cualquiera de nuestras sucursales”. La invitación, en el muro de Facebook de la librería, generó hasta la tarde de ayer más de mil 500 comentarios y fue compartida cerca de 20 mil veces. El debate ha subido de tono puesto que muchas personas, sobre todo feministas, acusan a la editorial de no entender el problema de violencia de género, mientras que para otros usuarios la campaña de la editorial sí es justificada en estos tiempos violentos porque todos, hombres y mujeres, somos víctimas de la delincuencia.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios