Pese a la pandemia, la industria editorial se recupera y mejora sus expectativas

Comparado a 2020, el año del confinamiento, en 2021 hubo un importante repunte que tuvo el comercio editorial, de acuerdo a cifras de Caniem

La industria editorial se recupera y mejora sus expectativas
Foto: Juan Boites / El Universal
Cultura 30/11/2021 16:18 Yanet Aguilar Sosa, enviada Guadalajara, Jal. Actualizada 16:18
Guardando favorito...

El libro digital en México durante 2020 tuvo un crecimiento del 368% en el periodo de pandemia y ante el cierre de librerías, respecto a 2019, sin embargo apenas representa el 4% de la facturación en la industria editorial mexicana, según el informe presentado este martes por la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem) sobre el mercado del libro que reportó además un incremento de la población lectora en formatos digitales, pasó del 12.3% en 2020 al 21.5% en 2021.

En el marco de la 35 Feria Internacional del Libro de Guadalajara, la Caniem presentó los datos más relevantes del mercado del libro en México en pandemia, entre las cifras destacó que la industria editorial facturó 368 millones de pesos en libros digitales en 2020; mientras que en se registró una producción de ejemplares en números redondos de 105 millones, una cifra 14 millones menor a la registrada en 2019.

En lo que respecta a millones de ejemplares vendidos, la cifra en 2020 alcanzó los 98.9 millones de ejemplares, que significaron 8,469.9 millones de pesos corrientes, lo que significa una disminución en cuanto a millones de ejemplares vendidos con respecto a 2019, que registró 11,233 millones de pesos corrientes y 123 millones de ejemplares producidos.

Lee también: “El Estado se piratea contenidos; es gravísimo”

En la conferencia: “La industria editorial en números”, realizada dentro de las actividades para profesionales, de la FIL Guadalajara, Juan Luis Arzoz, presidente de la Caniem, dijo que la venta de ediciones digitales continúa con incrementos anuales, registrándose en 2020 una facturación de libros digitales de 368 millones de pesos corrientes desglosado en 93 millones correspondientes a novedades y 275 millones que son a fondo editorial.

Además dijo que el mercado está mejor de lo que esperaban y aunque cerraron 2020 con una disminución superior al 20% en comercialización de libros, debido principalmente al cierre de librerías y puntos de ventas, la recuperación avanza y esperan que les tome mucho menos de 5 años recuperarse; además la realización presencial de la FIL Guadalajara ha arrojado mejores resultados de lo que esperaban en el primer fin de semana, que arroja ventas, aunque no pudieron dar cifras.

industria_editorial_mexico_2021_2.jpeg
Foto: Juan Boites / El Iniversal

Ignacio Uribe Ferrari, coordinador de la comisión de Estadística de la Caniem, presentó los indicadores del mercado del libro durante 2020, y en un panorama de ese año frente a 2021, destacó un importante repunte que tuvo el comercio editorial en el mes de abril.

Lee también: Lorenzo Córdova negó que aspire a ser candidato a la presidencia para 2024

Entre las cifras y gráficas que presentó, destacó que en cuanto a la distribución de la venta de ejemplares por canal de comercialización, la venta a Gobierno alcanzó el 45.5%, librerías 22.7%, escuelas 9.3%, autoservicio 3.6%, departamentales 2.0%, internet 1.4% (el cual ha tenido un crecimiento respecto a 2019 de un 96.6%), y finalmente las ferias del libro que solo representó un 0.2%, debido a que las ferias se cancelaron o fueron virtuales.

Por su parte, José Calafell, consejero delegado de grupo para América Latina de Grupo Paneta, afirmó que la caída del mercado de libro de interés general, particularmente, en México fue probablemente el mayor de América Latina, a lo mejor equivalente a lo que vivió Perú, “pero todo el resto de países de países de América Latina aguantaron mejor el efecto de la pandemia que México”.

Entre los factores, que dividió en coyunturales y estructurales, destacó la falta de apoyo a la industria editorial y librera en otros países como Argentina, o el desplazamiento de libros en supermercados como el caso de Chile, pero que es contrario a lo sucedido en México, donde destacó que es urgente que los editores apoyen a la industria librera, y que se cumpla el precio único en la Ley de Fomento para la Lectura y el Libro, cuyas modificaciones y el paso de 18 a 36 meses para el precio único, esperan que salga el próximo año del Senado.
 

fjb
 

Guardando favorito...
 

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones