"Esta vez lo han logrado": Las últimas palabras de León Trotsky, tras ser atacado en su casa de Coyoacán

Joseph Hansen, secretario de León Trotsky narró la secuencia del ataque al líder ruso, incluyendo sus últimas palabras, ya que el político siguió lúcido aun después de que se le clavó un piolet en la cabeza

Asesinato de León Trotsky
Foto: Hemeroteca El Universal
Cultura 22/08/2020 13:46 Jessica Soto México Actualizada 18:34

“Estoy gravemente herido, siento que el fin llega”, fueron las palabras de León Trotsky minutos después de haber sufrido un atentado por parte de Ramón Mercader, un militante comunista quien se hizo pasar por Frank Jackson, un periodista que se fue ganando poco a poco la confianza del refugiado político.

El ataque sucedió el 20 de agosto de 1940, cuando Mercader llegó a la casa del revolucionario ruso para pedir su opinión sobre un artículo que había escrito. Fue bien recibido y dirigido hacia el estudio, donde a solas con él, le clavó un piolet en la cabeza, causándole una herida de cerca de siete centímetros de profundidad. De inmediato, Trotsky fue llevado al hospital pero lamentablemente falleció al día siguiente. Para atenderlo le habían pedido ayuda al Dr. Walter Dandy, considerado uno de los fundadores de la neurocirugía.

leon_trotsky_coyoacan.jpg
León Trotsky en su casa en Coyoacán. Foto: Archivo El Universal

EL UNIVERSAL reunió las declaraciones del secretario del político, Joseph Hansen, y del muralista Diego Rivera, donde ambos aseguran que el asesino fue mandando por Stalin, luego de haber fallado el atentado del 24 de mayo del mismo año, en donde un grupo de estalinistas penetró en su casa en Coyoacán y disparó hacia su cuarto, sin lograr herirlo.

Así fue como EL UNIVERSAL detalló el asesinato de León Trotsky.

El Secretario de Trotsky arroja toda la culpa del asesinato sobre la G.P.U.

22 de agosto de 1940

Siniestro Papel es el de Jackson

Posiblemente fue el que preparó el asalto del 24 de Mayo.- Sensacionales revelaciones.- La C.T.M condena el crimen

Ayer por la tarde, horas antes de que León Trotsky muriera, el secretario del líder rojo, Joseph Hansen, hizo las declaraciones que siguen:

León Trotsky lucha contra la muerte en estos momentos, con pocas probabilidades de vencerla. Fué abatido por un agente de la G.P.U. de Stalin. Este segundo asalto fué previsto y predicho por León Trotsky inmediatamente después del anterior asalto, el 24 de mayo. La forma en que hubiera de realizarse se ignoraba entonces. Los acontecimientos del ataque de ayer, brevemente expuestos, se desarrollaron así:

El señor Trotsky conoció personalmente al asesino, Frank Jackson, hace más de seis meses. Jackson gozaba la confianza de León Trotsky a causa de sus conexiones con el movimiento trotskista en Francia y los Estados Unidos. Era conocido como simpatizante financiero generoso. Jackson visitaba frecuentemente la casa. En ningún momento tuvimos el menor motivo para sospechar que fuera un agente de la G.P.U.

También lee: El día que Trotsky escapó a 70 balazos y burló la muerte a manos de Stalin, en Coyoacán

asesinato_de_trotsky.jpg
Plana del 22 de agosto de 1940. Foto: Hemeroteca El Universal

Entró en la casa el día 20 de agosto a las cinco y media de la tarde. Encontró a Trotsky en el patio, cerca del gallinero, hablando de que había escrito un artículo sobre el cual pedía su opinión. Trotsky accedió, como cosa natural y se dirigió con él al comedor donde encontraron a la señora Trotsky. Jackson pidió a la señora Trotsky un vaso de agua. Su garganta estaba seca —dijo—. Le ofreció té en lugar de agua, ya que ella y el señor Trotsky acababan precisamente de tomar el té de la tarde. Él lo rehusó, tomando sólo agua.

Entonces Trotsky le invitó a entrar en su despacho, sin que lo notificara previamente a sus secretarios. La primera indicación de que algo ocurría fué el ruido de gritos terribles y una violenta lucha en el despacho de Trotsky. Los secretarios-guardas creyeron al principio que había ocurrido un accidente. Los dos que estaban más cercanos abandonaron inmediatamente sus puestos, corriendo al comedor, próximo al estudio de Trotsky. Encontraron a Trotsky saliendo de su estudio, la sangre descendiéndole por la cara. Uno de los guardas atacó inmediatamente al asesino, quién estaba en pie, pistola en mano; el otro ayudó a Trotsky a reclinarse en el piso del comedor.

Al parecer el asesino golpeó primero a Trotsky con un pico minero o bastón alpino, cuya punta penetró los sesos. En lugar de desvanecerse, como el asesino había evidentemente planeado, Trotsky conservó la lucidez y luchó contra el asaltante. Después, yaciendo sobre el piso, describió la lucha a la señora Trotsky y a su secretario Hansen. Dijo a Hansen “Jackson me disparó con un revólver; estoy gravemente herido; siento que el fin llega”. Hansen intentó convencerlo de que sólo estaba herido superficialmente y que no podía haber habido un revólver porque nadie había oído el disparo. Trotsky respondió “No, toque aquí (señalando su cabeza); esta vez lo han logrado”.

También lee: Cuando León Trotsky se exilió en México 

Después en la ambulancia habló de nuevo Hansen, diciendo: “Jackson era miembro de la G.P.U. o fascista”; mucho más probable de la G.P.U.” En el hospital, momentos antes de perder el conocimiento, llamó a Hansen a su lado, preguntándole si tenía una libreta de notas para tomar la siguiente declaración “Estoy cerca de la muerte a causa del golpe de un asesino político que me atacó en mi casa. Luché contra él. Haga el favor de comunicarlo a nuestros amigos. Estoy seguro de la victoria de la IV internacional. ¡Adelante!”

El papel de Jackson es siniestro. Estuvo en París cuando Rudolph Klement, antiguo secretario de Trotsky, desapareció, siendo asesinado por la G.P.U. Su cuerpo fué encontrado en el Sena, con la cabeza y los brazos mutilados. Su penetración en la casa de Coyoacán fué sin duda, calculada mucho tiempo antes. Es muy posible que tomara parte dirigente en el asalto del 24 de mayo. Quizás fué él quien convenció a Robert Sheldon Harte de abrir la puerta a los asesinos de aquella noche. El secreto de su identidad significó la muerte para Harte. Esto podría explicar por qué Jackson se marchó a los Estados Unidos inmediatamente después del asalto del 24 de mayo, sin duda para protegerse a sí mismo en caso de que su nombre fuera mencionado en relación con el asalto. Durante las últimas semanas, cuando todo se había calmado, regresó a México por orden de la G.P.U. para terminar el trabajo.

leon_trotsky_muerte_2.jpg
Foto: Archivo El Universal

Sin duda la G.P.U. tiene fuertemente asido a Jackson. Es posible que le amenazara con denunciar su papel en Francia en conexión con el asesinato de Klement o con el de Harte. Es posible que le amenazara de muerte si no hacía un segundo ataque después de su fracaso como dirigente del asalto del 24 de mayo. Durante su lucha con los guardias gritó varias veces: “Han encarcelado a mi madre”. Es posible que la G.P.U. le amenazara con la muerte de parientes suyos en Rusia u otro lugar.

Stalin, el gran sepulturero de la revolución de octubre, y asesino de toda la generación bolchevique, ha logrado dar un golpe, mortal al parecer, a quien restaba de los líderes de la época heroica.

La campaña de “La Voz de México”, “El Popular” y “Futuro”, contra Trotsky, mediante la cual, como agentes de la G.P.U. hicieron preparación moral para el asalto del 24 de mayo -basta recordar sus vociferaciones pidiendo la expulsión de Trotsky y sus consignas de “muera Trotsky”- ha logrado al fin un “éxito”. Colgando al ataque del 24 de mayo el “marchamo” del “autoasalto” preparaban el segundo asalto. ¿Cómo intentarán estos agentes de la G.P.U. (“La Voz de México”, “El Popular” y “Futuro”) cubrir su complicidad en el actual asalto? Ya hemos visto el principio en las declaraciones de Jackson aparecidas en la prensa, diciendo que se trata de una lucha “personal” entre él y Trotsky. Esta declaración es igual, en substancia, que la teoría del “autoasalto” de la G.P.U. Como Trotsky declaró, Jackson es un asesino político, un agente de la G.P.U de Stalin.

También lee: Tras la muerte del Dr. Atl, enfermeras y doctores le rindieron tributo

En un desesperado intento de salvar la agonizante vida de León Trotsky, amigos de Trotsky, de Estados Unidos, han arreglado el viaje aéreo a México del Dr. Walter Dandy. El doctor Dandy es director del Neuro-Surgery en la Universidad JohnS Hopkins. El señor Albert Goldman, de Nueva York, abogado del señor Trotsky, encontrará al señor Dandy en Brownsville (Texas). Llegarán juntos a México al aeródromo de la ciudad a las 12.35 p. m. Un prominente especialista del cerebro, procedente de Los Ángeles, saldrá mañana, a las dos de la madrugada para llegar al aeropuerto de México pasado mañana.— Joseph Hansen, Secretario de Trotsky.

leon_trotsky_muerte_3.jpg
Fotografía ubicada en el Museo Casa de León Trotsky en Coyoacán. Foto: Archivo El Universal

La noticia en Alemania

United Press BERLIN, agosto 21.— La prensa, alemana apenas si ha mencionado el atentado contra Trotsky, con excepción del “Deutsch Allegemeine Zeitung” que publica en primera plana las primeras frases de la información enviada por la United Press de la ciudad de México, proporcionando escuetamente la noticia del atentado.

La C. T. M. reprueba el atentado contra Trotsky

Refiriéndose al atentado contra la vida del refugiado político León Trotsky, y horas antes de que falleciera el ex Comisario de Guerra de la U. R. S. S., el licenciado Vicente Lombardo Toledano, Secretario General de la Confederación de Trabajadores de México, nos declaró lo que sigue:

“Tal como lo expresó la C. T. M. a raíz del asalto perpetrado en la casa del refugiado político León Trotsky, el empleo de la violencia para suprimir personas o para atentar en contra de sus intereses es un procedimiento contrarrevolucionario, ajeno a los principios del movimiento obrero y particularmente opuesto a la táctica de lucha de la C. T. M.”

“En tal virtud, tal como la Confederación lo hizo en la ocasión mencionada al principio, reprueba una vez más el atentado cometido contra la persona de León Trotsky y prestará toda su cooperación a las autoridades, no sólo para el esclarecimiento de ese hecho, sino también para que se investigue de una manera completa y se haga oportunamente del conocimiento público, las relaciones que éste caso tiene con la actitud asumida por los elementos provocadores enemigos de México, ya que es evidente, que independientemente del delito cometido por quien atentó en contra de Trotsky, debe haber personas en el extranjero, tratando de perjudicar a nuestro país, presentándolo como un país en donde reina el desorden y en donde es indispensable, en consecuencia, intervenir para establecer aparentemente un orden nuevo, cuya maniobra oculta el propósito de inmiscuirse en los actuales asuntos que se ventilan en nuestra patria”.

También lee: Los astronautas de Apolo 11 fueron recibidos con sombreros de charro y regalos de Tepito cuando visitaron México

exterior_de_la_casa_de_leon_trotsky_coyoacan.jpg
Exterior de la casa de León Trotsky. Foto: Archivo El Universal

Informes al Sr. Presidente

El señor Presidente de la República siguió con toda atención durante el día de ayer, todos los incidentes relacionados con el atentado que costó la vida al líder ruso León Trotsky informándose sobre el resultado de las investigaciones practicadas por la policía y condiciones de salud de la víctima, hasta su fallecimiento.

La Jefatura de Policía, según se nos indicó, estuvo proporcionando al Primer Magistrado los datos relativos, conforme se iban obteniendo en el curso de la averiguación.

Reprueban el atentado

En la Cámara de Senadores fué comentado ampliamente, el día de ayer, el atentado de que se hizo víctima a León Trotsky, en términos de general desaprobación para ese acto que se juzga debe ser sancionado con la mayor severidad. La totalidad de los representantes federales a los que interrogamos acerca de dicho suceso expresaron su opinión en el sentido de que independientemente de la posición de Trotsky en materia de política internacional, la agresión de que fué objeto resulta proditoria y es consecuencia de una maquinación criminal y sombría que es urgente que aclaren debidamente las autoridades. Los propios representantes estimaron que el atentado pone de manifiesto, al mismo tiempo, las deficiencias migratorias que existen en los servicios de la frontera Norte y de los puertos marítimos, toda vez que con facilidad pueden internarse al país individuos que como el sedicente periodista belga Frank Jackson llegó a territorio nacional provisto de una simple tarjeta de turista y resulta ser un criminal.

También lee: El histórico vuelo entre EU y México de 1928 que cobró la vida del piloto Emilio Carranza​​​​​​​

leon_trotsky_diego_rivera.jpg
León Trotsky, junto a Diego Rivera, dando sus primeras declaraciones sobre su llegada a México a corresponsales estadounidenses. Foto: Hemeroteca El Universal

Lo que dice Diego Rivera

NUEVA YORK, 21 de agosto.— Diego Rivera, el famoso pintor mexicano que se encuentra en esta Ciudad declaró hoy a los periodistas que tiene el íntimo convencimiento de que el atentado que acaba de sufrir León Trotsky y que lo tiene a las puertas de la tumba, se debe al actual gobierno de Moscú. Agregó que está seguro de que el agresor obró por órdenes de Stalin.

fjb

Comentarios